El Administrador de la EPA Regan anuncia medidas iniciales para proteger a las comunidades después de la gira en Puerto Rico titulada Viaje a la Justicia

mpliendo su compromiso de brindar soluciones a la gente de Puerto Rico, el Administrador de la Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos, Michael S. Regan, anunció hoy una serie de medidas iniciales que responden directamente a las preocupaciones que vio y escuchó durante su gira Viaje a la Justicia en Puerto Rico este verano. Además, el Administrador destacó los esfuerzos en curso de la agencia para hacer frente a los problemas ambientales y de salud. Durante su visita a Puerto Rico, el Administrador Regan escuchó de primera mano a las comunidades que enfrentan preocupaciones de justicia ambiental y prometió que la EPA actuaría para abordar los impactos desproporcionados de la contaminación en Salinas y Guayama y sus alrededores, problemas relacionados con el Sistema del Estuario de la Bahía de San Juan, desafíos con el acceso a agua potable limpia en comunidades rurales como Caguas, y problemas de desechos sólidos en toda la isla, incluyendo Arecibo.

Esfuerzos de recuperación tras el huracán Fiona

Este otoño, la prioridad número uno es asegurar que Puerto Rico continúe recuperándose del huracán más reciente. Los impactos y las secuelas del huracán Fiona reflejan la disparidad y los impactos desproporcionados presenciados durante la gira Viaje a la Justicia del Administrador Regan, así como subrayan la importancia de promover la justicia ambiental para los residentes de Puerto Rico.

La EPA actualmente está apoyando la labor de respuesta a desastres conforme a tres asignaciones de misión. La EPA ha desplegado personal en la Oficina de Campo Conjunta (JFO) en San Juan, trabajando directamente con FEMA para brindar apoyo al gobierno de Puerto Rico. Conforme a una segunda asignación de misión, la EPA está participando en el Grupo de Trabajo de Estabilización del Sistema de Energía, que incluye a FEMA, el Cuerpo de Ingenieros del Ejército de los Estados Unidos (USACE), el Departamento de Energía y el gobierno de Puerto Rico. En este rol, la EPA ha ayudado a realizar evaluaciones de campo, que informarán el futuro trabajo de reparación del USACE. Conforme a una tercera asignación de misión, la EPA se encarga de realizar evaluaciones de daños en los rellenos sanitarios a causa del huracán.

Salinas, Guayama y Arroyo

Los defensores de la comunidad en el área que rodea la instalación de la Planta de Energía AES (AES-PR) en Guayama solicitaron asistencia federal para el monitoreo del aire y el muestreo de aguas subterráneas. La EPA invertirá $100,000 para lanzar dos proyectos piloto críticos en colaboración con líderes comunitarios y el gobierno de Puerto Rico.

En respuesta a las preocupaciones de la comunidad sobre la contaminación del agua subterránea derivada de los residuos de combustión de carbón (CCR) de AES-PR, la EPA tomará muestras de agua subterránea utilizada como agua potable en áreas del sur de Puerto Rico donde históricamente se colocaron CCR. Como primer paso en respuesta a la solicitud de la comunidad, la EPA está recopilando activamente información sobre los pozos de agua potable existentes ubicados cerca de áreas donde se han colocado CCR en el pasado. La EPA también está evaluando los parámetros de un plan de muestreo de pozos de agua potable. La EPA trabajará estrechamente con la comunidad y entidades de Puerto Rico como el Departamento de Salud de Puerto Rico, la Autoridad de Acueductos y Alcantarillados (AAA) de Puerto Rico y el Departamento de Recursos Naturales y Ambientales (DRNA) de Puerto Rico para desarrollar aún más el plan del proyecto.

Los expertos de la EPA en la oficina regional de la EPA y su sede en DC están asegurando el cumplimiento de los requisitos reglamentarios en las instalaciones de AES-PR al evaluar la idoneidad del revestimiento colocado debajo de una pila de CCR almacenada temporalmente en AES-PR. El propósito del revestimiento es detener la propagación de metales y otros contaminantes de la pila de CCR al agua subterránea, lo cual es requerido por las reglas que rigen CCR. La EPA también está revisando el plan de la compañía para abordar los niveles elevados de metales que se encuentran en las aguas subterráneas.

La EPA también llevará a cabo un proyecto piloto de contaminación por partículas finas (PM2.5) en las comunidades situadas junto al perímetro de la cerca de AES-PR. Este proyecto está actualmente en desarrollo con un inicio esperado para finales de diciembre de 2022. El equipamiento ya está en la empresa, y la preparación para garantizar la integridad científica del proyecto también está en desarrollo. La EPA desplegará sensores “Purple Air” para ayudar con un proyecto de detección destinado a ubicar una nueva estación de monitoreo del aire. El personal regional de la EPA pronto se reunirá con la comunidad para determinar dónde se ubicarán los monitores de aire.