Condenan a elemento de la Fuerza Aérea por violación

Condenan a elemento de la Fuerza Aérea por violación

Base Aérea Holloman, Nuevo México— El mayor Clarence Anderson III fue sentenciado el pasado 22 de abril tras un juicio en una Corte Marcial General de tres días por un juez militar a 42 meses de confinamiento y a su baja de la Fuerza Aérea.

Anderson fue hallado culpable de cometer seis infracciones bajo el Uniform Code of Military Justice: agresiones sexuales y contacto sexuales abusivos; agresión agravada y ataque consumado con lesiones; y la comunicación de una amenaza y secuestro. Las ofensas se realizaron en Florida, Alabama y Nuevo México contra una víctima, mientras Anderson era reasignado de estaciones.

“El mayor Anderson ha sido sentenciado por sus acciones de acuerdo al Uniform Code of Military Justice”, señaló el coronel Robert Kiebler, comandante del Ala 49. “La Base Aérea de Holloman somete a sus elementos a los más altos criterios y continuará apegado a nuestros valores centrales y estándares de comportamiento para eliminar las agresiones sexuales y otros comportamientos inadecuados”.

Anderson fue encontrado no culpable de cometer otras dos agresiones con lesiones consumadas y otro de secuestro.

De acuerdo al Capitán Ewa Dawson, director de justicia militar del Ala 49, Anderson eligió tener un juicio realizado sólo por jueces militares, en vez de emplear un panel de agentes.

Anderson tiene el recurso de apelar la sentencia.

El Teniente Coronel Marvin Tubbs II de la Air Force Trial Judiciary presidió la Corte marcial y la sentencia. Fue elegido por la Oficina Central de Casos basado en su experiencia, la naturaleza del caso y su disponibilidad. El Capitán Peter Havern de la Base Aérea Nellis de Nevada, sirvió como principal orientador del caso, asistiendo a Dawson con el caso para el Gobierno.

Anderson fue representado por un juez militar y civil, Leonard Morales, un juez civil de El Paso, Texas y el capitán Trenton Norman de la Base Aérea Randolph de Texas, sirvió como su equipo de defensa.

Fue arraigado el 9 de febrero de 2015 tras una audiencia para mociones previas al juicio. El juicio se efectuó del 20 al 22 de abril. Anderson encaraba un castigo máximo de cadena perpetua sin opción a libertad condicional.

“El sistema judicial militar es justo. Nos aseguramos que elementos del Ejército estén sujetos a los más altos criterios y los responsabilizamos de sus acciones”, comentó Kiebler. “Al mantener el orden y la disciplina, los elementos militares deben florecer en un ambiente donde los valores profesionales y el respeto defina cómo nos tratamos unos a otros en toda la familia de la Fuerza Aérea”.

La UMCJ se estableció en 1951 como el código penal que rige al personal militar. Contraria a las Cortes Civiles, que emplean el artículo 2 de la Constitución, para su autoridad de procesar, la autoridad de la UCMJ emana del artículo 1 de la Constitución y de las leyes autorizadas por el Congreso.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *