Caldero anticipa arrestos de policías por corrupción

091615-puerto-rico-pix-2Caldero anticipa arrestos de policías por corrupción

El superintendente de la Policía, José Luis Caldero, aceptó este miércoles que próximamente habrá una redada en la que se generarán arrestos de agentes activos de este cuerpo de seguridad.

“Hay investigaciones pendientes y van a haber acusaciones de miembros de la Policía por actos de corrupción… Hay unas investigaciones que se están desarrollando y nosotros estamos administrando con total transparencia. La División de Asuntos Internos de la Policía está haciendo un trabajo importante y van a haber arrestos dentro de la Policía”, sostuvo en entrevista radial (NotiUno).

En otra entrevista radial (WKAQ 580 – Univision Radio), Caldero aceptó que la investigación y los futuros arrestos se realizarán “en coordinación con los federales” y que el alegato es que los agentes le ofrecieron protección a narcotraficantes.

Estas declaraciones las hizo tras aclarar que, hasta el momento, la investigación del asesinato del agente Miguel Pérez Ríos, ejecutado la semana pasada en una gasolinera ubicada en el Camino Alejandrino, en San Juan, no apunta a que hayan estado involucrado policías activos o exagentes de la Uniformada.

Lo primero que Caldero afirmó es que, a su juicio, los sicarios no son expertos.

“Esto es un crimen por acecho, como muchos en Puerto Rico… Cuando pasa esto, nuestra Isla está lleno de expertos, verdad. Si vemos el vídeo, son tan expertos que no se fijan que uno le pasa al frente al otro cuando están disparando. Mira que expertos son”, precisó en NotiUno.

Aceptó que el agente asesinado “fue investigado” por casos de corrupción mientras estuvo en el Negociado de Drogas. El alegato era que se quedaba con droga ocupada.

No obstante, Caldero destacó que “contra él no se recopiló ninguna evidencia. Hubo agentes que se procesaron y están preso”.

Perez Ríos, según contó el superintendente, no testificó contra sus compañeros que sí fueron procesados por los mencionados actos de corrupción.

Asimismo, Caldero contó que contra el agente se habían radicado 11 querellas. Dijo que la mayoría eran por accidentes de auto. También comentó que tenía una por no asistir a una vista en el Tribunal y otra por registrar un auto sin contar con una autorización judicial. Señaló que las evaluó todas antes de determinar conceder un ascenso póstumo del agente a sargento.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *