Periodista haitiano sobrevive a intento de asesinato

Por DÁNICA COTO

SAN JUAN (AP) — Un conocido periodista haitiano sobrevivió el martes a un intento de asesinato que dejó su automóvil repleto de impactos de bala en la capital, Puerto Príncipe, informaron las autoridades.

Roberson Alphonse, quien trabaja en el diario Le Nouvelliste y en la radioemisora Magik9, fue hospitalizado y se espera que se recupere, declaró Frantz Duval, director editorial de ambos medios. Precisó que Alphonse se sometió a dos operaciones hasta el momento.

También el martes, las autoridades encontraron el cadáver de otro periodista que llevaba varios días desaparecido. Garry Tess solía presentar un programa de entrevistas políticas en la ciudad sureña de Les Cayes, según la Oficina de Protección Ciudadana del gobierno, que dijo estar extremadamente preocupada por la seguridad de los periodistas en Haití e instó a protegerlos.

Nadie ha sido arrestado en ninguno de los casos, aunque los periodistas en Haití son desde hace mucho tiempo el objetivo de las pandillas, que se han vuelto más poderosas desde el asesinato del presidente Jovenel Moïse en julio de 2021.

Duval agradeció a una persona no identificada que dijo que rescató a Alphonse y le aplicó un torniquete para detener un sangrado antes de que llegara la ayuda médica.

Duval recalcó que el automóvil tenía más de 10 impactos de bala. Ni Alphonse ni sus colegas estaban disponibles para hacer comentarios, agregó.

“La salud es la prioridad absoluta”, escribió. “Gracias a todos por su comprensión”.

El Ministerio de Cultura y Comunicación de Haití dijo que se enteró “con horror de la noticia del intento de asesinato”, que ocurrió en el barrio de Delmas, cuando Alphonse se dirigía a la estación de radio para trabajar.

“Su rigor, su esfuerzo por ser imparcial y su sentido de la perfección lo convierten en un modelo para la profesión”, aseguró el ministerio en un comunicado.

El periodista Widlore Mérancourt, de la página de noticias AyiboPost, elogió a Alphonse diciendo que él podría haber ganado millones vendiendo sus plataformas, pero que “optó por la integridad y la independencia. Lo amo y le deseo lo mejor”, escribió.

El presidente del Senado, Joseph Lambert, exigió una investigación judicial del ataque.

Hace más de un mes, otros dos periodistas, Tayson Latigue y Frantzsen Charles, fueron asesinados a tiros mientras informaban en un barrio marginal controlado por pandillas. A sus cadáveres les prendieron fuego.

En enero, los pandilleros mataron a otros dos periodistas que informaban en Laboule, una comunidad al sur de Puerto Príncipe.

La Sociedad Interamericana de Prensa, con sede en Miami, denunció que este año ha sido uno de los más violentos para la prensa en Haití desde que se llevan registros en 1987.

Los periodistas también siguen pidiendo justicia por la desaparición en marzo de 2018 del fotógrafo independiente Vladjimir Legagneur, quien fue visto por última vez en la zona de Grand Ravine de Puerto Príncipe, una de las más pobres y peligrosas.

Hace apenas unas semanas, las autoridades haitianas solicitaron el despliegue inmediato de tropas extranjeras mientras el país enfrenta una crisis sin precedentes.

Una de las pandillas más poderosas de Haití rodeó una terminal principal de combustible hace más de un mes y exigió la renuncia del primer ministro Ariel Henry mientras impide la distribución de hidrocarburo. Las gasolineras han cerrado, los bancos y las tiendas de comestibles están operando en horarios limitados y el agua potable escasea mientras el país lucha contra un brote de cólera que ha matado al menos a 40 personas, con más de 1.750 casos sospechosos hasta el momento.