“No hemos desinformado en caso Ray Rice”

Owings Mills, Maryland.- El propietario de los Cuervos de Baltimore, Steve Bisciotti, negó un reporte según el cual él y otros funcionarios del equipo trataron de convencer a la NFL de ser tolerante con Ray Rice luego de que el corredor fuera arrestado en febrero por golpear a su entonces prometida dentro de un elevador en Atlantic City.

Bisciotti, quien raramente se reunía con los medios antes del incidente de Rice, comentó ayer que le parecía necesario responder a una nota de ESPN de la semana pasada en la que se indicó que él, el presidente Dick Cass y el gerente general Ozzie Newsome presionaron al comisionado Roger Goodell para que fuera poco severo con Rice.

“Sus acusaciones no cuadran con lo que sabemos que es un hecho”, dijo Bisciotti en las instalaciones de entrenamiento de su equipo, además de negar haberse puesto en contacto con la Liga a nombre de Rice.

“No creo que la Liga hubiera visto muy bien que tratáramos de ejercer ese tipo de presión”, dijo Bisciotti. “La verdad es que no me importó tanto. Si se iba a tratar de una suspensión de cuatro o seis partidos que podría servir como precedente, le hubiera dicho a Ray que no la apelara.

“Esperaba de cuatro a seis partidos y me sorprendí al igual que todos de ver que fueron dos”.

Los dos partidos fueron la suspensión inicial de la Liga contra Rice –los Cuervos no tomaron medidas en ese momento– por golpear a Janay Palmer en un casino el 15 de febrero. Pero luego de que el 8 de septiembre saliera a la luz un video en el que aparece el ataque, Rice fue dado de baja por el equipo y suspendido de manera indefinida por la Liga. El jugador apeló su suspensión.

Bisciotti reconoció que las críticas por el manejo del caso de violencia doméstica son por mucho la mayor crisis que ha enfrentado desde que se hizo cargo del equipo hace 14 años, pero defendió la integridad de la organización.

“Que cuestionen tu identidad puede ser una experiencia reveladora”, dijo Bisciotti. “La semana pasada cuestionaron nuestra capacidad. Ahora nuestra integridad”.

El propietario de 54 años criticó el reporte de ESPN por su parcialidad, diciendo sobre la fuentes anónimas que fueron citadas en la nota: “Por el asunto queda claro que se trata del abogado de Ray, el agente de Ray y amigos de Ray. Están tratando de forjar un caso que conduzca a su reincorporación”.

El reporte fue el desarrollo más reciente del tema que tiene a Bisciotti y a su organización de cabeza.

“Como lo dije en la carta que les envié el 9 de septiembre, no hicimos todo lo que debimos haber hecho, y ningún tipo de explicación puede remediar eso. Pero no ha habido ningún mal manejo ni algún tipo de desinformación por parte de los Cuervos”, indicó Bisciotti en un comunicado de 15 puntos dirigido a los seguidores y que se dio a conocer antes de la conferencia de prensa.

ESPN también informó que Darren Sanders, director de seguridad del equipo, recibió una descripción detallada de lo que ocurrió en el elevador horas después del arresto de Rice en febrero.

En el comunicado del equipo, Sanders indicó que pasó más de una semana después del incidente antes de que un agente describiera la cinta. Sanders no señaló haber recibido una copia del video en algún momento, o si lo vio antes de que fuera hecho público.

“El agente no pudo determinar en el video si Ray la cacheteó o la golpeó”, dijo Sanders.

Detractores indican que lo anterior no importa; que los Cuervos contaban con evidencia suficiente.

Rice fue arrestado por cargos de agresión, y un citatorio de la Policía señaló que Rice había golpeado a Palmer con la mano, dejándola inconsciente. Rice fue aceptado en un programa de intervención previo al juicio en Nueva Jersey, lo cual le permitió evitar la cárcel y podría hacer que su cargo sea eliminado de sus antecedentes una vez que cumpla con los requisitos.

ESPN informó que Bisciotti envió un mensaje de texto a Rice en el que le ofreció empleo una vez que dejara el futbol, y que Rice le dijo a sus amigos que se sentía “sumamente insultado” por lo que parecía tratarse de un soborno.

En el comunicado, Bisciotti indicó: “Creía que se trataba de una buena persona, capaz de arrepentirse, y pensaba decirle que lo apoyaría”.

Por su parte, el gerente general de los Cuervos Ozzie Newsome reiteró en el comunicado del equipo que Rice había sido honesto con él sobre lo sucedido.

“Cuando me reuní con Ray para hablar sobre el incidente, me limité a preguntarle si la había golpeado. Y me respondió que sí”, dijo Newsome. “Luego dije que Ray no me mintió porque me había comentado que la golpeó, y eso fue lo que apareció más tarde en el video”.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *