Ébola en Puerto Rico: qué hacer si sospechas estar contagiado

La confirmación anunciada ayer del primer caso del virus del ébola en los Estados Unidos provocó que muchos sintieran la preocupación de que esta enfermedad pudiera llegar a Puerto Rico.

En vista de las consecuencias serias de esta enfermedad, el temor por el desarrollo de la epidemia del ébola en la Isla todavía ronda la mente de muchos boricuas. Sin embargo, ayer mismo el gobernador interino David Bernier y la secretaria de Salud, Ana Ríus, afirmaron que las posibilidades de que este virus llegue a Puerto Rico son mínimas, e insistieron en que no hay razón para alarmarse.

Del mismo modo, el ex secretario de Salud Johnny Rullán expresó que “las posibilidades de que llegue un caso de ébola a Puerto Rico son remotas, y también acepto que es cierto que los riesgos de transmisión para la población general de Puerto Rico son escasas”. Pero este cuadro cambia “para los empleados de las líneas aéreas, que transportan pacientes infectados fuera de los países de África Occidental (Sierra Leone, Liberia, Guinea, Nigeria,  Senegal)  a países más desarrollados en tratamiento médico”, advirtió. De hecho, hasta el 14 de septiembre, se habían confirmado 5,347 casos de ébola en África occidental, con 2,630 muertes (50% tasa mortalidad). El equipo de trabajo de los hospitales también están en riesgo, ya “que pudieran entrar en contacto con un viajero retornando a casa luego de una exposición al virus”, alertó.

A continuación, el doctor explica en detalle todo lo concerniente a la enfermedad.

Conoce los signos 

y síntomas

Fiebre (mayor de 38.6 °C o 101.5 °F)

Dolor de cabeza severo

Dolor abdominal

Dolor muscular

Vómitos

Diarrea

Hemorragias no explicables (sangrado o hematomas)

Periodo de Incubación

Es probablemente entre 2 a 21 días.  Por lo tanto, si ya han pasado 21 días desde la exposición y el paciente no tiene los signos y síntomas de ébola mencionados, entonces podemos asegurarle que sus riesgos de infección disminuyen dramáticamente.

Modo de Transmisión

Es importante recalcar que una persona con ébola no es contagiosa hasta que los síntomas aparezcan.

Una vez aparecen los síntomas, el virus se transmite por contacto directo con sangre  o líquidos corporales (incluyendo -pero no limitados a- heces fecales, saliva, orina, vómitos y semen).

Puede entrar en otra persona a través de piel lacerada o membrana de mucosa (ojos, nariz, boca, genitalia).

También se puede transmitir por contacto con objetos como pinchazos con jeringuillas contaminadas o a través de contacto con animales (murciélagos infectados y animales salvajes infectados (su carne de caza).

El virus de Ébola no se transmite por aire, ni por agua ni por comida (excepto carne de caza de animal salvaje o contacto con murciélago infectado).

Cómo prevenir

No existe vacuna contra el Ébola.

Preferiblemente, evita viajar a los países  donde hay la epidemia actual en África Occidental. (www.cdc.gov/travel/notices)

Si tienes que viajar:

Protégete haciendo uso apropiado de higiene, con lavado de manos con agua y jabón, uso de hand sanitizer de alcohol.

Evita contacto con sangre y líquidos corporales.

No entres en contacto con materiales que han estado en contacto con sangre o líquidos corporales de pacientes de ébola.

Evita rituales de funeral que requieran tocar el cuerpo de una persona que haya muerto de ébola.

Evita contactos con murciélagos y primates no-humanos o su sangre, líquidos corporales o carne cruda preparada de estos animales.

Evita visitar hospitales donde estén tratando pacientes de ébola.

Si sospechas estar contagiado

Busca ayuda médica inmediata si desarrollas fiebre, dolor de cabeza, dolor muscular, dolor abdominal, diarrea, vómitos o sangrado/hematoma no explicable.

Limita tu contacto con otras personas al visitar a tu médico y hospital.

Evita viajar a cualquier parte.

Cómo se detecta

Toda prueba de laboratorio será enviada al Laboratorio del Departamento de Salud, quien coordinará los permisos y los envíos de muestras al Centers for Disease Control and Prevention en Atlanta, Ga (CDC).

El virus es detectable en sangre a partir del tercer día tras aparecer los signos y síntomas, en especial la fiebre.

Generalmente, el virus es detectable por RT- PCR entre los días 3 -10 luego de aparición de síntomas, pero se han encontrado virus en semen hasta pasados varios meses.

Si la prueba de sangre se toma antes del día 3 post-síntomas, se tiene que repetir para poder descartar ébola.

Tratamiento y 

recuperación

El tratamiento para ébola es sintomático según vayan apareciendo.

Las oportunidades de sobrevivencia aumentan cuándo se proveen líquidos intravenosos y se balancean los electrolitos, cuándo se mantienen estabilizados la presión arterial y el flujo de oxígeno, y cuando se tratan de inmediato otras infecciones que aparezcan. Algunos pacientes con Ébola se mejoran espontáneamente, mientras otros con el tratamiento sintomático.

La droga experimental ZMapp se está utilizando, sin saber su efectividad, aunque en monos .

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *