Ajustes en los municipios tras degradación

locales_02_fotoMàs recorded de jornada laboral en las alcaldías del país y la limitación de servicios públicos, tanto en municipios como agencias gubernamentales. Eso es lo que en corto tiempo provocará la degradación de los bonos del Estado Libre Asociado y la falta de liquidez del Banco Gubernamental de Fomento, a juicio del alcalde de Yauco, Abel Nazario Quiñones.

En un intento por comenzar a calibrar el impacto directo de estos anuncios en el diario vivir del ciudadano común, el ejecutivo municipal dejó entrever además que dentro de pocos meses aun las alcaldías más estables financieramente deberán hacer ajustes, debido a la pérdida inevitable de ingresos.

“Hay municipios que han reducido la jornada laboral y otros que no lo han hecho, que se van a ver forzados a recortarla o a gastar su superávit”, declaró Nazario Quiñones a La Perla del Sur.

“No se va a ver ahora, pero ese efecto lo vas a ver dentro de un año”, agregó quien estima que si Nueva York tardó siete años en salir de la crisis causada por la degradación de su economía, a Puerto Rico le debe tomar años regresar a un estado saludable de su crédito.

“Eso va a tardar de tres a 15 años y va a depender de las acciones que tome el Gobierno”, continuó. Entre ellas, sugirió medidas similiares a las adopadas por su administración, como la reducción de gastos y achicar la nómina, al recortar un día en la jornada semanal.

“El país tiene que cambiar de rumbo para enfocar la mayor cantidad de recursos a la producción”, añadió quien desde enero de 2013 redujo su salario como alcalde a $1,500 mensuales.

Sin más opciones

Sobre el margen de posibilidades, Nazario Quiñones pronosticó que a los ayuntamientos le será casi imposible tomar prestado al Banco Gubernamental de Fomento, debido a que “los intereses van a aumentar casi al doble. Si tomas un préstamo de $100 mil pesos terminas pagando como $800 mil. ¡Imagínate tú!”.

Mas ante este panorama, sugirió a los alcaldes ajustarse y atemperarse a la nueva realidad en la que “tendrán que ir poco a poco haciendo obras de forma segregada y con mayor flexibilización”.

Sobre este particular, el alcalde de Coamo, Juan Carlos García Padilla, expuso que la alternativa de los municipios está en impulsar proyectos a través de los recaudos del IVU, el impuesto adicional sobre la propiedad conocida como Contribución Adicional Especial (CAE) y no tomar prestado para pagar deudas.

“Los alcaldes no pueden darse el lujo de sobrestimar los ingresos y subestimar los gastos para presentar un papel bonito pero en la realidad deficiente. Ese es el primer reto que tienen los alcaldes”, comentó además.

Y sobre la práctica de tomar dinero prestado al Banco Gubernamental de Fomento para pagar deudas, García Padilla auguró que no sucederá más.

“Esas son prácticas del pasado y son prácticas que nos llevaron a la quiebra. Los alcaldes tenemos que utilizar el dinero del CAE y del IVU para mover la economía al generar obra, en vez de utilizar esos fondos para pagar deuda”.

“Tenemos que apretarnos los pantalones”, agregó.

Sobre la reducción de la jornada laboral, empero, el alcalde de Villalba, Luis Javier Hernández Ortiz, dijo no estar de acuerdo. En resumen, porque entiende que tal alternativa lejos de levantar la economía, la estanca.

En su lugar, sostuvo que ha congelado 60 plazas de empleados retirados desde que tomó posesión al cargo en enero de 2013, y que no ha hecho préstamos para cuadrar el presupuesto.

“Tenemos que reinventar la forma de gobernar. Aquí se gobernó irresponsablemente por los últimos 20 años”, subrayó.

Al cierre de esta edición, el alcalde de Juana Díaz, Ramón Hernández Torres, anunció que firmó la Orden Ejecutiva 64 para crear un comité que evaluará la situación municipal a la luz de la degradación.

El comité integrado por el secretario Municipal, los directores de Finanzas, Servicios Administrativos, Recursos Humanos, Planificación y Permisos, junto a la secretaria del alcalde y el vicealcalde de la ciudad deberá hacer sus recomendaciones al alcalde en un periodo de tres semanas.

“Tienen tres semanas para hacer los informes, ver toda la operación del municipio, desde el presupuesto, salarios, servicios profesionales, todo lo que se pueda levantar en esto y hacer las recomendaciones para luego establecer un segundo comité externo de auditores”, expuso el alcalde juanadino.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *