Soy Bendecida! I am so Blessed!

090215-religious-pix-1Soy Bendecida! I am so Blessed!

Dear Lord! Querido Señor!

Son las 1:57 am Mientras limpiaba la cocina mi mente estaba activa en los recuerdos del pasado y lo presente. Tu me enseñaste algo hoy mientras lo hacia. Recordaba las muchas cosas bellas como mis niñas, como han crecido y como tu las ha ido guardando tanto. Mis amistades tan bellas que tu me has permitido tener, pensé en escribir una nota para dejarles saber que tanta bendición ha sido en mi vida y al mismo tiempo no quería que se sintieran que me estoy muriendo como que dice rápido, me sentí triste y sentí su tristeza, se que tu me llevaras un día, no se cuando, pero no quería que ellas se sintieran tristes. Así como me sentí cuando hoy mi hija me manda un texto que decía “I miss you”, Como mi hija menor sabia que yo quería un abrazo y libremente me vino a dar uno y al tratar de dejarla ir ella me abrazo fuerte. Como una mami puede pensar irse y dejarlas, no puedo… Jesús no puedo… Pero lo que vivo hoy, lo vivo para ti, y si muero, muero para ti. Porque se sin duda, se que tu tienes cuidado de ellas. Lo único que quiero y pido es que cuando tú vengas a buscarnos ellas estén contigo. No me las dejes, y no me dejes.

El sentimiento fue profundo como si hubiera sido más allá del corazón, como si el dolor de el irme no tuviera final. Y mientras arreglaba la cocina, fue cuando realice y me di cuenta que Tu amor es mayor, no tiene final, es tan profundo, es más allá de lo conocido, que cuando tú estabas aquí en la tierra y al amor que tu tenias por tus amistades y discípulos fue inmensa. Esto sin contar la razón principal del porque vinisteis y distes tu vida por mi. Al saber que solo estarías unos años con ellos y tu ausencia les causaría dolor, degastes el Consolador con nosotros El Espíritu Santo. Después de tanto dolor, sacrificio, humillaciones, burla, falta de respeto, desprecio, y tantas cosas más, Tú mi Jesús, pensantes en la necesidad de compañía para mí, dándome consuelo, guía, fortaleza, y así mismo parte de ti compartido para no dejarme sola. Gracias mi Dios, Mi Señor, Mi Todo.

Se que tu dices “Tu das los deseos del Corazón” y por ello quiero tener cuidado al pedir, porque al hacerlo necesito saber y deseo que sea tu voluntad, no te oculto que tengo temor o cuidado en hacerlo, pero se que tu estas conmigo, al igual con los seres que amo de todo corazón. “tu sabes mis pensamientos” Tu Jesús, me has bendecido tanto…tanto.

Desde mi niñez, me has dado Gracia y Favor, millones de veces, inexplicable…Porque me amas tanto? Porque? Soy tan terca, eso si se que a pesar de mis faltas tu sabes que te amo, con mi alma, con toda mi vida, por que es tuya de todas maneras. Estoy tan enamorada de ti. No puedo vivir sin ti, mi Dios, mi Salvador. Gracias, gracias!

Me siento como que no hay nada que te pida que tu no me das! Me siento como tu hija preferida y se mi Dios que no soy la única. Gracias por aumentar mi fe, gracias por que tu me enseñas a esperar en ti, que tu me enseñas a tener compasión, gracias porque tu provees hasta lo mas pequeño, Dios mío que maravilloso eres! Se que hay muchas cosas simples que te he pedido y tu me lo das. Gracias por enseñarme a platicar contigo constantemente sabiendo que tú me acompañas en todo lugar. Gracias porque tu me enseñas a hablar cuando tengo que y callar cuando tengo que, sigo y deseo aprender mas… Como el alfarero, rómpeme y hazme de nuevo, cada día, porque se que en tus manos preciosas el vaso que tu deseas ese lo usas. Recuérdame que toda la gloria, honor y alabanza te pertenecen a ti, a medida que tú sigas usándome. Que otros vean que tu estas en mi corazón, alma y cuerpo. Que te pertenezco a ti y solo a ti. No dejes que mi corazón se endurezca de manera que me vuelva fría ante la necesidad de otro. Que pueda dar libremente, sin preocupación, sin duda cuando Tú digas que lo haga.

Mi Dios, permíteme molestarte y pedirte permiso para todo, aunque sea algo simple, Quiero como el menor de edad placerte siempre, para que Tu como el Padre orgulloso de su hija, hables de mi. Que no se me pase decirte cada día, cada mañana, en cada momento,” Hola Padre, Te Amo” Permite que al despertarme y mis ojos abran y mi mente despierte, seas tu el primero que agradezca y diga Hola!

Se que muchas veces te he pedido que pongas en mi un poco de su hijo El Rey David; su pasión por Ti, al igual un poquito de Apóstol Pablo, y su valentía en la manera que compartió tus buenas nuevas de Salvación y tantito del Apóstol Juan, porque el se recostó en ti. Me imagino que el sintió los latidos de tu corazón, y que tu aroma pudo estar pegada en el, que sintió la vibración y el sonido de tu voz y el calor de tu cuerpo, Mi Dios, Mi Señor , Mi Redentor y la dulzura de tu abrazo con el toque de tu mano. Jesús! Eres tan hermoso para mí. Mi corazón te desea, Mi Alma te necesita cada día, “I can never give you up! Se que nunca me dejas, por favor cuida a mi hijas, mi familia, my best friends, aquellos que tu haz puesto en mi vida para bendición, te ruego que les bendiga como solo tu sabes y que sea tu voluntad. Y los que no te conocen como yo te conozco, dales la oportunidad de hacerlo para que puedan tener una vida eterna contigo! (Juan 3:16)

Te amo, siempre tuya, DG Job42:5

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *