Panel en EEUU debate quién necesita vacuna COVID de refuerzo

Por LAURAN NEERGAARD y MIKE STOBBE ARCHIVO _ En esta foto del 14 de septiembre del 2021, una trabajadora de salud prepara una jeringuilla con la vacuna de Pfizer para el COVID-19 en Reading, Pensilvania. (AP Foto/Matt Rourke)

ARCHIVO _ En esta foto del 14 de septiembre del 2021, una trabajadora de salud prepara una jeringuilla con la vacuna de Pfizer para el COVID-19 en Reading, Pensilvania. (AP Foto/Matt Rourke)

Un influyente panel médico de Estados Unidos se reunía el miércoles para debatir quiénes deberán recibir vacunas de refuerzo contra el COVID-19 y cuándo, una pregunta que ha resultado más contenciosa que lo que esperaba el gobierno del presidente Joe Biden.

La reunión de los asesores de los Centros para el Control y la Prevención de las Enfermedades (CDC) se produce días después de que los expertos de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) —otro panel— rechazó tajantemente un plan de la Casa Blanca para ofrecer los refuerzos a casi todos. En lugar de ello, ese panel propuso ofrecer los refuerzos a los ancianos y aquellos en alto riesgo de contraer el virus.

Aunque las vacunas contra el COVID-19 siguen ofreciendo una fuerte protección contra síntomas graves, hospitalización y muerte, la inmunidad contra infecciones moderadas parece disminuir meses después de la vacunación.

La decisión del panel de la FDA la semana pasada fue apenas el primer obstáculo en momentos en que el gobierno prepara su política para los refuerzos. Dicha agencia no ha indicado aun si concuerda con las recomendaciones del panel y autoriza los refuerzos de Pfizer.

Si lo hace, los CDC entonces deberán recomendar quiénes recibirán las dosis adicionales tras escuchar a su propio panel de asesores sobre Prácticas de Inmunizaciones, cuya reunión se extenderá hasta el jueves.

La prioridad son los no vacunados, que los CDC dicen representan la vasta mayoría de los casos de COVID-19, que están subiendo ahora a niveles no registrados desde el invierno pasado. Unos 182 millones de estadounidenses están plenamente vacunados, casi 55% de la población.