P. Rico investigará quejas sobre recibos de luz tras apagón

SAN JUAN— La Autoridad de Energía Eléctrica de Puerto Rico anunció el jueves el inicio de una investigación en torno a la manera en que la compañía privada Luma Energy manejaba las quejas sobre los recibos de luz después de que el huracán Fiona dejó sin electricidad a toda la isla.

El anuncio fue efectuado en un momento en que cada vez más clientes en este territorio estadounidense se quejan sobre el cobro de luz cuando no contaban con el servicio y de haber recibido cobros más elevados de lo habitual.

La Oficina Independiente de Protección al Consumidor instó la semana pasada a la AEE a investigar las dificultades en la presentación de ese tipo de quejas.

La AEE hizo un llamado a Luma Energy para poner fin de inmediato a cualquier práctica que impida que los consumidores se quejen de los cargos en sus recibos vía telefónica o por internet, y que extienda la fecha límite para que los clientes puedan presentar sus denuncias, entre otras cosas.

Exigió también que Luma Energy presente evidencia en un plazo de 10 días de que está cumpliendo con las órdenes de la dependencia.

Luma señaló en un comunicado que, durante el paso de Fiona y el estado de emergencia —como una manera de darle prioridad a las llamadas cruciales_, implementó una medida temporal para presentar directamente las quejas sobre cobros únicamente a través de su aplicación, su sitio web, correo postal o de manera presencial.

“Tan pronto terminó la emergencia, reanudamos nuestras operaciones normales, y los clientes han podido consultar sus facturas por teléfono”, señaló la compañía.

De los 1,47 millones de clientes de Luma, más de 8.800 continúan sin luz casi un mes después de que el huracán Fiona azotó la región suroccidental de Puerto Rico como una tormenta de categoría 1.

Funcionarios de Luma han hecho notar que las labores para restaurar el servicio se han complicado debido al deteriorado estado de la red eléctrica de Puerto Rico, la cual fue devastada por el huracán María en 2017. Las obras de reconstrucción de la red apenas comenzaron recientemente.

Luma, que se hizo cargo de la transmisión y distribución de la electricidad en Puerto Rico hace más de un año, ha enfrentado crecientes críticas debido a los prolongados apagones que ocurrían frecuentemente incluso antes del paso de Fiona.