Italia descubre bronces que reescribirán la historia

ROMA (AP) — Las autoridades italianas anunciaron el martes el extraordinario descubrimiento de estatuas de bronce de más de 2.000 años en una antigua fuente termal en la Toscana, y apuntaron que el hallazgo “reescribirá la historia” de la transición entre la civilización etrusca y el Imperio Romano.

El descubrimiento en el yacimiento arqueológico de San Casciano dei Bagni, cerca de Siena, es uno de los más importantes realizado nunca en el Mediterráneo y es, sin duda, el más destacado desde que en 1972 se encontraron bajo el agua los famosos guerreros de bronce de Riace, indicó Massimo Osanna, director de Museos del Ministerio de Cultura.

Gracias al lodo que las protegió, las figuras estaban en perfecto estado de conservación. Junto a ellas había 5.000 monedas de oro, plata y bronce, añadió el ministerio.

Como prueba de la importancia del hallazgo, el ministerio anunció la construcción de un nuevo museo en la zona para albergar las piezas.

Jacopo Tabolli, quien coordinó la excavación para la Universidad para Extranjeros en Siena, apuntó que el descubrimiento es importante porque arroja nueva luz sobre el final de la civilización etrusca y la expansión del Imperio Romano entre los siglos II y I antes de Cristo.

Aunque este periodo estuvo marcado por guerras y conflictos en lo que hoy en día son las regiones de Toscana, Umbria y Lazio, las imágenes de bronce demuestran que las familias etruscas y romanas rezaban juntas a las deidades en el santuario sagrado de las termas. Las figuras tienen inscripciones etruscas y latinas.

“Mientras se libraban guerras sociales y civiles fuera del santuario (…) dentro, las familias de las élites etruscas y romanas rezaban juntas en un contexto de paz rodeado por el conflicto”, dijo Tabolli. “Esta posibilidad de reescribir la relación y la dialéctica entre etruscos y romanos es una ocasión excepcional”.

Algunas de las dos docenas de piezas son figuras enteras humanas o de dioses, mientras que otras representan partes del cuerdo y órganos que se habrían ofrecido a los dioses para que intercedieran en la cura de algún problema a través del agua terminal, indicó el ministerio en un comunicado.