Estado Islámico se atribuye atentado contra mezquita en Yemen

070815-interational-pix-2Estado Islámico se atribuye atentado contra mezquita en Yemen

Saná.- El grupo extremista Estado Islámico (EI) se atribuyó hoy el atentado con coche bomba contra una mezquita chiíta en esta capital, que causó la muerte de al menos una persona y lesiones a otras cinco.

En una breve declaración publicada en sitios islamistas, el grupo que controla amplías zona de Siria e Irak destacó que el atentado registrado la víspera en el sur de esta capital fue obra de sus militantes en Yemen, según un reporte de la cadena árabe Al Arabiya.

En su declaración, el EI destacó que el atentado fue una “venganza” contra las milicia chiítas houthi, que han tomado el control de grandes zonas de Yemen en los últimos meses, lo que a provocado una grave crisis humanitaria.

El coche bomba explotó la noche del martes frente a la mezquita de Al-Raoudh, ubicada en el sureste de Saná, cuando decenas de fieles salían del templo donde participaron en los rezos de la noche, tras el ayuno del mes sagrado del Ramadán.

El atentado se registró poco después de que una bomba explotó cerca de una estación de la Policía yemenita en la central provincia de Bayda, provocando la muerte de al menos una decena de personas, entre ellas dos niños, sin que ningún grupo se haya atribuido su autoría por ahora.

Otras nueve personas murieron también anoche, pero en un ataque de la marina saudita contra una mezquita en la provincia de Lahij, en el suroeste de Yemen, donde presuntamente se refugiaban rebeldes houthi y unidades del Ejército leales al expresidente Ali Abdullah Saleh.

La República de Yemen ha permanecido sumergida en el caos desde septiembre pasado, cuando rebeldes houthi invadieron Saná, obligando al presidente Abd Rabbah Hadi a refugiarse en la ciudad de Aden, a fines de marzo pasado, cuando ante el avance insurgente huyó a Arabia Saudita.

Una coalición de países árabes, liderada por Arabia Saudita, lanzó el 26 de marzo pasado una campaña de ataques aéreos contra los houthi, con el fin de restaurar al presidente Hadi en el poder, aunque los beneficiados han sido los islamistas que han aumentado sus ataques.

En tanto, al menos 30 soldados murieron y decenas resultaron heridos la víspera en enfrentamientos y ataques aéreos lanzados por la coalición árabe, después de registrarse un motín en una base militar cercana a la frontera con Arabia Saudita.

Fuentes militares informaron que decenas de soldados yemenitas intentaron desertar y unirse a la milicia houthi, provocándose duros combates en el interior de la 23 Brigada Militar, provocando la intervención de los aviones de guerra de la coalición.

“Vehículos blindados de transporte de tropas fueron destruidos o dañados en los ataques aéreos y enfrentamientos entre unidades rivales”, indicó un oficial, tras confirmar que la situación quedó bajo control.

La situación en Yemen ha sido declarada como una “catástrofe” por las Naciones Unidas (ONU), no sólo por los combates y los enfrentamientos, sino porque al menos el 80 por ciento de la población requiere ayuda humanitaria urgente.

De acuerdo con estimaciones de la ONU, al menos tres mil 200 personas han muerto, cerca de 10 mil más han resultados heridas y 1.2 millones han sido desplazadas desde que estalló el conflicto armado en marzo pasado.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *