Orgullos Hispanos de Wisconsin 2021-2022

Marilyn Jones

Chair – Humanities/Faculty – Foreign Language en Cardinal Stritch University 

 

Marilyn Jones es originaria de Costa Rica y llegó a la ciudad de Milwaukee desde muy niña, y se graduó de la preparatoria de South Division High School en el sur de la ciudad de Milwaukee. Desde muy joven le gustaba estar involucrada en actividades comunitarias y a la misma vez en actividades cívicas, sociales y culturales. Ella se graduó de la Universidad de Marquette con una Licenciatura y Maestría en Lenguaje en Español y Literatura. Ella fue Maestra Asistente de Español en la universidad de UW-Madison, también estudió Literatura Latino Americana  contemporánea en la misma universidad. Eso le abrió muchas puertas en su brillante carrera y en el presente ella es Directora del Departamento de Humanidades y profesora del Departamento de Lenguas Modernas de la Universidad Cardinal Stritch (Chair & Assistant Professor, Department of Modern Languages at  Cardinal Stritch University).

A Marilyn le fascina enseñar español. Sus estudiantes aprenden la comprensión cultural y la capacidad intelectual para comunicarse de manera efectiva en español en una variedad de entornos. Los cursos que ella imparte en esta carrera  en particular inspiran a los estudiantes a participar, reconocer y apreciar la diversidad de otras culturas mientras aumentan la comprensión de sus propios valores y creencias. 

A la misma vez Marilyn ha recibido varios reconocimientos entre ellos El Presidential Award por sus acciones cívicas y compromiso. También ha sido reconocida como faculty of the Year Award.  Este reconocimiento es concedido a un miembro de la facultad de Cardinal Stritch University que inspira a los estudiantes dentro y fuera del aula. La persona que merece este premio no es solo una gran profesora, sino que está comprometida con fomentar un ambiente de éxito. Dejan una impresión positiva y duradera en sus estudiantes.

En su tiempo libre a Marilyn le encanta pasar tiempo con la familia. Siempre tiene ganas de salir con sobrinos y sobrinas. La jardinería la hace sentir viva, así que durante todo el invierno piensa en las nuevas plantas y colores de flores que quiero tener para el próximo verano. 

Esto respondió Marilyn cuando le hice  varias preguntas sobre su vida y sobre celebrar el mes de la herencia hispana.

¿Háblanos de lo que significa haber crecido y vivir en Wisconsin para ti  y por qué decidiste convertirte en maestra? 

Crecer en Wisconsin, específicamente en Milwaukee, marcó mi vida de muchas maneras. Yo nací en Costa Rica, un bello país centroamericano caracterizado por su gente amable y servicial. Meses después de cumplir 12 años mis padres decidieron emigrar a los Estados Unidos en busca de mejores oportunidades económicas y del sueño americano. Este fue un momento que me redefinió como persona. De repente, tuve que crecer muy rápido y enfrentarme a nuevas responsabilidades y desafíos para ayudar a mis padres. Aprender inglés no fue opción. Lo tuve que aprender rápidamente para poder tener éxito en la secundaria y también porque tenía que interpretar y ayudarles a mis padres y familiares, incluso a amigos, a comunicarse y resolver los muchos desafíos que se nos venían encima al navegar todo un nuevo sistema de vida aquí en los Estados Unidos. 

En ese tiempo, cuando éramos indocumentados, no se hablaba mucho de esto y se vivía con mucho miedo. Eso me marcó mucho. Llegué a ver muchas injusticias con mis padres y mis familiares sin poder decir o hacer nada. Viví en carne propia que alguien me dijera, “esto es América, habla inglés o regrésate a tu país”. Sin embargo, he llegado a entender que mi historia no es una de tragedia, sino de orgullo y de valor. En Milwaukee también conocí a mucha que nos tendió la mano a mí y a mi familia. Mis maestros bilingües de la secundaria de la South Division, por ejemplo, se convirtieron en mentores y compartieron conocimiento que me ayudó a sentirme conectada con la comunidad desde un principio. Fueron ellos, y mis padres, los que me recordaron una y otra vez que personas como yo merecían oportunidades como ir a la universidad. Ellos me ayudaron a encontrar mi voz y las fuerzas para luchar. Crecer en Milwaukee es un recordatorio del poder que tiene una comunidad unida y que lucha junta. Recuerdo trabajar en el Teen Center de UCC y de hacer trabajo voluntario en Fiesta Mexicana donde conocí a importantes líderes que dejaron grandes huellas y que abrieron un camino para los que veníamos atrás. Milwaukee es una ciudad rica en historia y de sacrificios de muchos inmigrantes y sus descendientes. Me siento orgullosa de ser tanto heredera como protagonista de esa historia.

Cuando yo empecé la universidad en Marquette quería estudiar ciencias políticas para después continuar con leyes y llegar a ser una abogada de inmigración. Mi sueño era ayudar a otras personas a navegar un sistema que había dejado un trauma profundo en mi familia. Quería ser una abogada bilingüe para tratar a inmigrantes con dignidad y ayudarles a conseguir su sueño americano. La realidad fue otra. Una vez que empecé a estudiar clases de sociología y de literatura y culturas latinoamericanas, me di cuenta que tenía mucho más que aprender sobre mis experiencias como inmigrante, como mujer latina y especialmente sobre mis raíces. Este proceso me llevó a completar una maestría en Literatura Latinoamericana. En Marquette inicié mi trayectoria como educadora cuando empecé a enseñar cursos en los programas de EOP y Upward Bound y como TA en el Departamento de Lenguas Extranjeras.  Después me inscribí en el programa de doctorado en Madison donde también continué enseñando mientras estudiaba. Nunca tuve un plan concreto, ni la meta de convertirme en educadora. La carrera me escogió a mí y ahora no lo cambiaría por nada porque me apasiona lo que hago.  

¿Qué significa para ti ser una profesora y ser parte de educar a muchas generaciones de tus estudiantes en Cardinal Stritch ?

Convertirme en una educadora y poder ejercer como profesora en la Universidad de Cardinal Stritch ha sido una gran bendición. Esto me ha dado la oportunidad de continuar el trabajo que otros antes que yo comenzaron en esta ciudad. Al llegar a esta universidad, me di cuenta que mi trabajo era ayudar a empoderar a estudiantes que ya estaban profundamente conectados con su comunidad en Milwaukee. Al igual que yo en mis tiempos en Marquette, estos jóvenes también estaban en busca de entender mejor sus raíces y sus experiencias culturales. Sin lugar a duda, la cultura y nuestras raíces son fundamentales en la construcción, entendimiento y afirmación de la identidad. Tristemente, a nosotros los humanos nos gusta inventar e imponernos fronteras idiosincrásicas para dividirnos y quitarle el valor a otros. La educación es ese vehículo por el que puedo ayudar a empoderar y unir a mis estudiantes a través de cursos centrados en la construcción de la identidad y sobre el poder y valor de la cultura y la historia vista desde el arte, el lenguaje, la literatura, la música, etc. Nuestras culturas son muy ricas y valiosas aunque los procesos de asimilación nos hagan creer lo opuesto. Yo facilito el conocimiento para que mis estudiantes puedan reclamar y redefinir ese legado y también sus narrativas internas incorporando valiosos aspectos de su interseccionalidad, en otras palabras, de todos los aspectos de sus identidades. 

En lo personal, ser educadora significa aprender con y de mis estudiantes para poder crear nuevos espacios y oportunidades para que ellos puedan tener éxito, especialmente en lugares donde no son bienvenidos. Educar significa ayudar a otros latinos a reconocer el legado tan rico del que somos parte y de comprender todo nuestro potencial y valor como comunidad. Por lo tanto, la educación es un arma cargada de futuro (gracias al poeta Gabriel Celaya por esta frase tan poderosa que usó en referencia a la poesía). Mi meta como educadora será siempre luchar para que todas las personas, especialmente las menos representadas, de mi comunidad tengan acceso a la educación. Y también al apoyo emocional, y a los recursos y conocimientos que se necesitan para tener éxito en instituciones educativas una vez que son aceptados. 

¿Cómo has enfrentado tus retos en este país siendo una minoría hispana y siendo mujer? 

Honestamente, no siempre he tenido la habilidad de ser compasiva conmigo misma. Por mucho tiempo me afectó tener un acento y no poder expresarme elocuentemente como otros compañeros y colegas. ¡Y esto me pasó en ambos idiomas! Es verdad cuando dicen que una mujer latina, y los inmigrantes y personas de color en general, tienen que trabajar el doble para demostrar que son capaces de liderar y para ser aceptados como profesionales inteligentes y dignos de respeto. En una sociedad donde somos constantemente juzgados por quiénes somos, debemos ser más compasivos con nosotros mismos y con personas de estas comunidades. Cada día me esfuerzo más en presentarme como realmente soy y de alzar mi voz de una forma auténtica. Poco a poco me he liberado de esas cadenas ideológicas que me hacían pensar que usar el spanglish, o que tener un acento al hablar inglés, significaba algo negativo en mi identidad y mi dignidad. 

Mis años estudiando y enseñando me han ayudado a entender que todas las experiencias como latinxs, hispanos, latinos, etc. son válidas y deben ser respetadas y compartidas para entendernos como personas y como miembros de una comunidad diversa.  Otro aspecto importante para mí es que las palabras tienen poder. Cuando decimos que “no somos ni de aquí ni de allá”, no nos damos cuenta de que le estamos restando valor a nuestras experiencias. Sí, sí somos de aquí y de allá también, y de todo lo bello que hay entre medio de estas fronteras culturales, sociales y lingüísticas de las que somos ahora parte. Siempre trato de que mis estudiantes piensen de forma crítica y profunda para que reconozcan el doble conocimiento, doble potencial y doble poder que tienen para conectarse con otras personas y para enfrentarse a injusticias sociales. Como mujer latina y como parte de una comunidad que es constantemente juzgada, es importante ir eliminando de forma intencional todas estas narrativas de déficit que se nos han impuesto. Esa es mi forma hoy en día de empoderarme para enfrentarme al prejuicio, a los estereotipos y a la discriminación que imperan en muchas instituciones. 

¿Qué significan tus logros y qué quieres dejar como legado en nuestra comunidad? 

Mis logros son el conjunto de acciones que han llegado a ser posibles por el apoyo de mentores y personas solidarias y dispuestas a compartir conocimiento, experiencias y oportunidades. Cada logro es un recordatorio de que alguien en mi comunidad creyó en mí o que decidió confiar en mis habilidades (¡acento y todo!) a la hora de darme un puesto u oportunidad profesional. También, son el resultado de los muchos sacrificios que mis padres hicieron para darme la oportunidad de seguir mis sueños. Todo lo que soy, es gracias a ellos.

Legado es una palabra de mucho poder y que la asocio con los grandes de nuestra comunidad… pero me gustaría tener el mismo lugar que algunos mentores tienen en mi vida. Ser recordada como una persona que trató de elevar a otros y/o que inspiró tanto a colegas como a estudiantes a trabajar juntos para innovar y crear progreso en nuestras comunidades. Algo que me enorgullece es ver a mis exalumnos convertidos en agentes de cambio en sus comunidades. Muchos de ellos están construyendo puentes entre las diversas comunidades de Milwaukee. Me gusta pensar que tuve un pequeño papel en esa transformación.


¿Cuáles son tus futuras metas? 

Yo admiro mucho la vida y obra de Sor Juana Inés de la Cruz y creo firmemente, como ella, que uno debe de estudiar no para aprender más sino para ignorar menos. Me considero una estudiante de por vida y de la vida. A como voy aprendiendo, mis metas cambian y me doy cuenta que puedo aportar un granito de arena de una forma antes no imaginada. Hay que ser flexible en este sentido y reflexionar constantemente en cuanto a las necesidades de nuestra gente. Sin embargo, sí tengo algunas metas personales en las que me he propuesto trabajar. Una de ellas es seguir creciendo como líder latina, especialmente en el área de educación superior. Por eso he decidido continuar con otra carrera en liderazgo en Stritch. Me siento tan feliz y privilegiada de poder hacer esto. 

Otra meta que espero podamos llegar a completar es formar un tipo de colectivo o grupo para educar, aprender y compartir más sobre las experiencias de centroamericanos aquí en Milwaukee. Mariella, ¡esta es una meta que tú y yo tenemos que seguir discutiendo!

¿Qué significa para ti la celebración de la herencia hispana en Estados Unidos?

Es un recordatorio de todos los logros y contribuciones que debemos celebrar como comunidad. La representación es muy importante y esta celebración nos ayuda a ser intencionales en dialogar sobre este tema. A la vez, debemos recordar que somos parte de una comunidad bastante heterogénea y que es fundamental apreciar las diferencias y también celebrarlas. Es un poco fácil enfocarnos en lo que nos une, pero aceptar y valorar las diferencias siempre es más difícil. Como costarricense, y como minoría dentro de una minoría, es importante ser críticos y nunca dejar de pensar en los grupos que continúan siendo borrados o discriminados dentro de nuestras narrativas y espacios culturales hegemónicos. Otro aspecto importante de esta celebración es que es un excelente momento para seguir reflexionando y promoviendo conversaciones difíciles sobre aspectos que causan violencia y divisiones tóxicas dentro de nuestra comunidad como lo son el machismo, el colorismo, el racismo, la homofobia y transfobia, por mencionar solo algunos.


¿Qué mensaje le quieres enviar a todos los que lean tu historia? 

Me gustaría compartir un mensaje de esperanza. La vida nos presenta muchos desafíos que nos hacen cuestionar nuestro poder para hacer una diferencia y crear cambio en la vida de los demás. Sin embargo, no podemos dejar de participar y promover acciones que llevan a la solidaridad entre  diversas comunidades. Cada uno tiene un regalo y algo que aportar a nuestra comunidad. Debemos compartir esos talentos y valorarlos. El simple hecho de compartir nuestras historias es ya en sí una manera de cambiar el mundo y de crear conexiones con otros. Los invito a compartir sus historias y sus talentos para darnos cuenta de lo mucho que tenemos en común como seres humanos y especialmente en nuestros deseos de vivir una vida más plena en este país. Bueno, y como decimos en Costa Rica, ¡Pura vida!
Muchas Felicidades Marilyn Jones por tu excelente labor y por ser un Orgullo Hispano de Nuestro estado de Wisconsin! 

Kari Sanchez (Karina)

Organizadora de Voces de la Frontera-Green Bay 

Kary Sanchez es originaria de Zacatecas, México y llegó al estado de Wisconsin con muchas metas y sueños al igual que muchos inmigrantes latinoamericanos. Ella se involucró como voluntaria activa de voces de la frontera hace 7 años y ahora en el presente Organizadora de Voces de la frontera del capítulo de La ciudad de Green Bay.

Ella es la encargada de identificar, reclutar, capacitar, orientar y motivar a los miembros de Voces en el área de green bay y sus alrededores para que se involucren y participen en los objetivos de la organización, las visiones y el trabajo de la campaña, así como para atraer a otros líderes.

 Kary también es encargada de la planificación y coordinación de reuniones mensuales de membresía y de  organizar a los miembros del comité para cumplir con las metas de reclutamiento y protocolo de divulgación.

Muchos de los eventos requieren mucha  planificación con anticipación por eso es muy importante para kary y Voces la constante  capacitación y talleres que incluyen temas como : Conozca sus derechos civiles, derechos de voto, capacitaciones de acompañamiento a la corte, respuesta rápida y capacitaciones de desarrollo de liderazgo

En su rol también es importante apoyar al equipo local de recaudación de fondos y otro personal de Voces en los esfuerzos de recaudación de fondos para los capítulos de Milwaukee, Green Bay y Racine. 

 Cualquiera diría que ser una organizadora es un trabajo fácil pero  Kary también asiste a  reuniones semanales del personal, y envía comunicaciones periódicas a todos los miembros de Milwaukee sobre los próximos eventos y actualiza los medios sociales locales.

Para Kary es un reto y es esencial que se haga escuchar la voz de todos los latinos.

Tiene un compromiso cívico y una gran responsabilidad por la justicia social y organización comunitaria. Desde que inició como voluntaria ha desarrollado su poder de liderazgo y motivación .

Esto respondió Kary cuando le hice  varias preguntas sobre su vida y sobre celebrar el mes de la herencia hispana.

¿Háblanos de lo que significa vivir en Wisconsin para ti  y cómo te involucraste en las voces de la Frontera? 

Para mí ha sido un reto,  yo llegué a la edad de 14 años. Con una ilusión de Progreso de  un sueño americano. Me acogió una familia de paisanos de mi tierra zacatecana,  de ahí me di a la tarea de buscar trabajo para cooperar con los gastos.  Éramos una familia de seis en mi familia de la cual yo me desprendí papá,  mamá, tres hermanos y yo única mujer.  Quedé huérfana de padre a la edad de 8 años y fue muy difícil sobrevivir en mi tierra, eso me motivó a emigrar a este país para poder ayudar a mi familia.

 Para mí fue muy difícil no tener a mi padre. Yo anhelaba ser alguien en la vida,  viéndome sola a la edad de 17 años encontré a  mi pareja , fui mamá, fue mi mayor ilusión a la vez responsabilidad, apoyé a mi esposo a sacar adelante en ese intervalo de tiempo también para apoyar a mi madre y hermanos.

De ahí me fui involucrando siendo voluntaria en la iglesia,  escuela de mis hijos y en organizaciones eso me motivó en formar una organización con el nombre “Casa Mexico”  Mi misión en esta organización es el apoyo de nuestros hermanos paisanos e informan los programas que ofrece el consulado mexicano cómo son: Repatriación de cuerpos,  ayuda con gastos funerarios,  citas para pasaportes, matrículas consulares,  apoyo legal a los paisanos. Se logró la doble nacionalidad mexicana por única vez en el cual era un número determinado de adultos y jóvenes y niños algo histórico fue por primera vez y se realizó con el apoyo del cónsul Doctor Carlos Jiménez Macías y cónsul Marcelino Miranda.  Sin ellos no se hubiera logrado el apoyo a estas familias; continúe involucrándome  en la comunidad y fui invitada a una vigilia donde el papá de una amiga estaba en proceso de deportación y conocí a la directora de voces de la frontera Cristina Newman-Ortiz ella me inspiró confianza y admiración para poder involucrarme. En esta organización “ Voces de la Frontera” en la cual hemos participado en luchar y hacer historias que son se han quedado marcadas en cada una de nuestras vidas como inmigrantes,  con la participación de la comunidad de Wisconsin con la propuesta “287 G”  que era antiinmigrante se logró derrotar, todo  con el apoyo y el poder de la comunidad.  

Otra de mi participación en “Voces” es desarrollar talleres informativos sobre conocer sus derechos a nuestros inmigrantes, membresías, campañas  para que participen en centros de vacunación de covid, se apoya también a nuestros hermanos inmigrantes económicamente cuando se quedan sin trabajo,  cuando están enfermos de COVID, se apoya la gente que está maltratada en sus trabajos,  también se apoya a nuestra gente cuando son detenidos por un oficial de tránsito, cuando no cuentan con una licencia de conducir, “Voces”  es reconocida a nivel mundial. 

¿Cómo has enfrentado tus retos en este país siendo una minoría hispana y siendo mujer? 

Con amor y dedicación y esfuerzo al prójimo y mi reto tiendo mujer desafiando cada problema y entren tan dolo y enfrentándolo.

¿Qué significan tus logros y que quieres dejar como legado en nuestra comunidad ? 

Para mí ha sido una gran satisfacción como mujer enfrentar todos estos logros que se mencionaron.

Como legado que me recuerde como una mujer guerrera luchando por nuestra comunidad de inmigrantes para que se logre una reforma migratoria y para que no haya más “separación de familias”.

¿Cuáles son tus futuras metas? 

Lograr que nuestras familias no sean separadas y deportadas. Ya que cuentan con 30 y 40 años en las sombras. “Ya es tiempo de vivir humanamente” 

¿Qué mensaje le quiere enviar a todos los que lean tu historia? 

“Lucha por tus sueños y no te rindas. ¡Sí se puede!”  

¡Muchas Felicidades Kary Sanchez por tu excelente labor y por ser un Orgullo Hispano de Nuestro estado de Wisconsin ! 

Christine Neumann-Ortiz

Directora de Voces de la Frontera

Christine Neumann-Ortiz es la Directora Ejecutiva fundadora de Voces de la Frontera, un centro de trabajadores inmigrantes y de bajos salarios con sucursales en Milwaukee, Green Bay y Racine, Wisconsin, también incluye un capítulo estudiantil llamado Estudiantes Unidos por los Derechos de los Inmigrantes con miembros en varias escuelas secundarias, colegios y universidades. 

Voces de la Frontera ya es reconocido a nivel nacional y Christine es conocida como la voz líder de Wisconsin para la reforma migratoria. Varios de sus  logros incluyen las principales Marchas por los Derechos de los Inmigrantes reconocidas a nivel nacional.

En 2006, por ejemplo Voces organizó tres movilizaciones masivas contra el proyecto de ley HR 4437 del congresista de Wisconsin Jim Sensenbrenner, que habría convertido el hecho de ser indocumentado en un delito grave y criminalizado a cualquiera que no denunciara a las autoridades de ICE a alguien que sabían que era indocumentado. 

Las acciones de Wisconsin fueron parte de una ola nacional de marchas masivas lideradas por miembros de la comunidad inmigrante contra el proyecto de ley Sensenbrenner y a favor de una reforma migratoria humana con un camino hacia la ciudadanía. En Wisconsin, aproximadamente 30,000 salieron a las calles el 23 de marzo, más de 70,000 se movilizaron para “Un día sin latinos e inmigrantes” el 1 de mayo y 25,000 se unieron al Desfile del Día del Trabajo de Milwaukee el 4 de septiembre. El proyecto de ley fue rechazado, y esta oleada de protestas a nivel nacional es ampliamente vista como el nacimiento del movimiento moderno por los derechos de los inmigrantes.

ChristineNeumann-Ortiz es reconocida como líder nacional en la reforma migratoria, forma parte de la junta directiva de una coalición nacional del Movimiento de Reforma Migratoria Justa (FIRM) y aparece en entrevistas en varios medios de comunicación local y nacional representando la Voz de miles de inmigrantes en Wisconsin. Christine ha recibido varios reconocimientos a nivel local, estatal y nacional, entre ellos por mencionar algunos: el premio 2006 “Do What is Just” de MICAH, el premio al servicio público 2006 de la Asociación Nacional de Trabajadores Sociales – Capítulo de Wisconsin y el 2006 ” Education: A Family Affair Award of Excellence. 

Antes de ser la voz y líder como Directora 

de  Voces de la Frontera, se desempeñó como Coordinadora del Programa de Equivalencia de Escuela Secundaria en Milwaukee Area Technical College, promoviendo la educación migrante en Wisconsin.

Y este pasado lunes 11 de octubre, Día de los Pueblos Indígenas, miles de trabajadores esenciales inmigrantes y latinos y sus familias de todo Wisconsin participaron en un Día sin latinos e inmigrantes. Este fue un día sin trabajo, sin escuela, sin compras para demostrarle al presidente Biden, al vicepresidente Harris y a los demócratas en el Congreso la importancia de los inmigrantes para nuestra economía, especialmente durante esta pandemia, como trabajadores, propietarios de pequeñas empresas y consumidores.

Esta huelga general estatal de trabajadores esenciales y sus familias comenzó con una marcha, desde el lado sur de Milwaukee, de mayoría latina, hasta el palacio de justicia federal, donde hubo una manifestación de clausura. Están llegando autobuses por todo el estado, en un llamado a la acción urgente que se ha organizado en tan solo una semana.

Esta huelga inició una ola de acciones en otros estados este mes antes de la fecha límite del 31 de octubre, cuando los demócratas votarán sobre el proyecto de ley de presupuesto de reconciliación Build Back Better. El movimiento nacional por los derechos de los inmigrantes se está organizando para exigir que los demócratas del Congreso y la Administración Biden usen su poder mayoritario para anular al parlamentario del Senado y aprobar su presupuesto de reconciliación Build Back Better que incluye $ 107 mil millones para un camino hacia la ciudadanía para millones de trabajadores inmigrantes esenciales.

¡Muchas Felicidades Christine Neumann-Ortiz por tu excelente labor y por ser un Orgullo Hispano de Nuestro estado de Wisconsin!