Shopping Cart

Your shopping cart is empty
Visit the shop

Your Adv Here

Washington, D.C. — Earthjustice tiene el honor de dar la…

Minneapolis, MN – Rudy Villeda came to the US 10…

The Global Climate Convergence says the US Supreme Court McCutcheon…

Milwaukee, WI (March 26, 2014) – Children are invited to…

El Banco Gubernamental de Fomento (BGF) someterá una propuesta este…

Washington – A campaign finance scandal has ensnared a Hillary…


More Shoot 'Em Up games from Miniclip '); ?>
salud pix

salud pixWASHINGTON — Es posible que un dulce pueda aplacar algo más que el hambre. También pudiera evitar peleas entre marido y mujer, según un nuevo estudio.

Eso se debe a que poca glucosa en la sangre puede provocar irritabilidad, afirman los investigadores.

De hecho, un nivel bajo de glucosa en la sangre puede provocar una combinación de hambre y furia, dijo Brad Bushman, investigador de psicología de la Universidad Estatal de Ohio.

“La glucosa es necesaria para el autocontrol”, dijo Bushman, autor principal del estudio, publicado el lunes en la revista Proceedings de la Academia Nacional de Ciencias de Estados Unidos. “La furia es la emoción que más trabajo cuesta controlar”.

Los investigadores estudiaron a 107 matrimonios durante tres semanas. Todas las noches se midieron el nivel de glucosa en la sangre y pidieron a cada participante que hincara agujas en muñecas de vudú que representaban a su cónyuge, para medir el nivel de irritación.

Los investigadores determinaron que mientras más bajo era el nivel de azúcar en la sangre, más agujas clavaban en las muñecas.

De hecho, las personas con poca azúcar en la sangre hincaron dos veces más agujas que las que tenían el nivel más elevado, dijeron los investigadores.

El estudio también concluyó que los cónyuges en general no se molestaban el uno con el otro. Aproximadamente 70% de las veces los participantes no hincaban ninguna aguja, dijo el coautor del estudio, Richard Pond Jr. de la Universidad de Carolina del Norte en Wilmington. El promedio de todo el estudio fue ligeramente superior a una aguja por persona cada noche.

Tres personas hincaron las 51 agujas de una vez, y una persona lo hizo en dos ocasiones, dijo Pond, quien agregó que hay buenas razones para vincular la ingesta de alimentos con el comportamiento: el cerebro, que representa sólo 2% del peso corporal, consume 20% de las calorías que ingerimos.

Bushman dijo que comerse una golosina dulce puede ser una buena idea si los cónyuges comienzan a discutir un asunto sensible, pero que las frutas y los vegetales son una mejor estrategia a largo plazo para mantener el nivel apropiado de glucosa en la sangre.

Expertos independientes expresaron opiniones diversas sobre el estudio, financiado por la Fundación Nacional para la Ciencia.

Chris Beedie, profesora de Psicología en la Universidad Aberystwyth en el Reino Unido, dijo que pensaba que el método usado en el estudio no fue el correcto y que sus propias investigaciones difieren de las conclusiones de Bushman. Una mejor forma de poner a prueba el concepto de Bushman es dar a los participantes alimentos con alto contenido de glucosa en algunos casos y de bajo contenido de azúcar en otros, dijo, para determinar si hay alguna diferencia en el nivel de irritabilidad.

Pero Julie Schumacher, quien estudia Psicología y violencia doméstica en el Centro Médico de la Universidad de Mississippi, dijo que la metodología del estudio es correcta y que es razonable concluir, como lo hizo la investigación, que “un nivel bajo de glucosa puede ser un factor que contribuye a la violencia entre cónyuges”.

Sin embargo, Schumacher y Beedie dijeron que sería exagerado pensar que los resultados del estudio son un indicativo de agresión real contra los cónyuges.

El procedimiento del estudio provocó otra interrogante: Bushman tuvo que recibir una llamada telefónica de una compañía de tarjetas de crédito que quería asegurarse que era él quien quería gastar 5.000 dólares en más de 200 muñecas de vudú.

El_07065446WASHINGTON – Un medicamento experimental ha mostrado resultados alentadores en el tratamiento del cáncer de mama en una prueba clínica preliminar, informó el domingo el gigante farmacéutico Pfizer.

El laboratorio, el segundo mayor del mundo, dijo que el medicamento evitó el empeoramiento del cáncer de pecho durante 20,2 meses en una prueba entre 165 pacientes. Los medicamentos que usan actualmente tienen un efecto de 10,2 meses. El medicamento, conocido como palbociclib, pertenece a una nueva clase de medicinas que actúan directamente sobre proteínas específicas para bloquear los tumores.

Los resultados no fueron tan positivos como algunos reportados anteriormente en el estudio, dijo Erik Gordon, profesor de Negocios de la Universidad de Michigan, quien estudia la industria biomédica pero no participó en el estudio.

Pero, agregó, “ha habido mucha esperanza con estas nueva clase de medicamentos, y esto mantiene esa esperanza viva”.

Analistas de Wall Street han observado de cerca los resultados de las pruebas dado el potencial de mercado del palbociclib. El cáncer de mama es el más común que afecta a las mujeres.

“Es una buena noticia, pero algunos inversionistas están desilusionados porque esperaban más”, dijo Gordon. En los resultados anteriores el medicamento impidió que la enfermedad avanzara 18 meses adicionales, en vez 10.

Los resultados fueron presentados por el investigador principal del estudio, el doctor Richard S. Finn, profesor adjunto de Medicina de la Universidad de California en Los Angeles, durante la reunión anual de la Asociación de Investigación del Cáncer de Estados Unidos en San Diego.

El medicamento probablemente será sometido a pruebas más amplias con más pacientes antes que la Administración de Alimentos y Medicinas (FDA) la apruebe. En ocasiones la FDA acelera la aprobación de medicamentos con resultados prometedores en las pruebas.

Otros laboratorios, como Eli Lilly y Novartis, también someten a pruebas medicamentos similares.

172-GlHcr.Em.55CHULA VISTA, California, EE.UU. – El distrito escolar de Chula Vista no solo mide el avance académico del pequeño Antonio Beltrán, sino también su grasa corporal.

Cada dos años, Antonio, al igual que sus compañeros de clase, se sube a una báscula. Personal capacitado mide también su estatura y luego usa ambas cifras para calcular el índice de masa corporal, un indicador de la grasa en el organismo.

El cálculo no se le entrega a Antonio ni a sus padres. El pequeño tampoco puede leer la lectura de la báscula. Los datos son usados por el distrito para conocer el peso de los estudiantes.

La madre de Antonio, Marina Beltrán, apoya que la escuela de su hijo mida a los estudiantes porque los datos que genera ayudan a combatir la obesidad, la cual puede causar diabetes y otras enfermedades vinculadas a malos hábitos.

Sin embargo, el apoyo no es algo que se dé en todas partes.

Otros distritos escolares han causado la molestia de padres y de grupos que luchan contra los desórdenes alimentarios por enviar a los padres reportes de obesidad.

En medio de una epidemia de obesidad infantil en Estados Unidos, las escuelas de casi una cuarta parte de los estados registran los índices de masa corporal de cientos de miles de estudiantes.

Algunos, como el distrito de Chula Vista, toman medidas a los estudiantes para identificar cuántos están en riesgo de desarrollar problemas cardiacos relacionados con el sobrepeso, pero mantienen el anonimato. Otros distritos notifican a los padres de aquellos cuyo peso no sea considerado sano.

Chula Vista es elogiada por sus métodos, los cuales han motivado a la comunidad a participar. Cuando se tomaron las medidas de casi 25.000 estudiantes, se descubrió que cerca de 40% de sus niños eran obesos o tenían sobrepeso.

Las autoridades usaron los datos para hacer un mapa de obesidad en el distrito y se lo mostraron a la comunidad. En lugar de causar revuelo, la información actuó como un llamado de atención. Las escuelas estrecharon relaciones con los médicos. Plantaron jardines, prohibieron los pastelillos en los festejos de cumpleaños en escuelas, y dieron seguimiento a los niveles de actividad de los niños.

“He visto un cambio espectacular”, dijo Beltrán sobre su hijo, quien ahora come zanahorias y quiere practicar atletismo.

El programa de Chula Vista —que abarca desde jardín de niños hasta sexto grado— difiere del programa obligatorio de California para estudiantes de quinto, séptimo y noveno grados, el cual mide a los estudiantes y notifica a los padres sobre los resultados.

Vicki Greenleaf dijo que el año pasado recibió lo que llamó una “carta de gordura” del distrito escolar unificado de Los Angeles. Su hija practica artes marciales brasileñas cuatro veces a la semana y tiene una constitución robusta, pero fue clasificada como si tuviera sobrepeso por el programa estatal, dijo.

Los detractores dicen que el índice de masa corporal puede ser engañoso para las personas musculosas.

Greenleaf, portavoz de la Asociación Nacional para los Desórdenes Alimentarios, dijo que su hija conoce bien las limitaciones del programa, pero que la autoestima de otros niños puede ser afectada por tales notificaciones.

“Creo que esas cartas hacen que los niños se sientan mal sobre sí mismos”, dijo. “Para un niño predispuesto a un desorden alimentario, ese es el tipo de catalizador que lo desencadena”.

El distrito de Chula Vista descubrió que las escuelas con más estudiantes con sobrepeso estaban en las zonas más pobres, donde había un bajo número de parques y una alta concentración de restaurantes de comida rápida.

La cafetería de la escuela primaria Lilian J. Rice Elementary, a la que asiste Antonio Beltrán, ahora incluye en su menú frutas y vegetales de granjas locales y eliminó la leche con chocolate.

En 2012, el distrito midió de nuevo a sus estudiantes y detectó que las tasas de obesidad disminuyeron 3%.

3eafb961-aab3-4828-8b1a-dd90ec127a31Las mujeres con un gen defectuoso vinculado al cáncer de mama podrían tener más posibilidades de desarrollar tumores uterinos bastante letales aunque inusuales a pesar de que les retiren los ovarios para aminorar el riesgo de cáncer, según un estudio médico.

Una investigación realizada a casi 300 mujeres con los genes malignos BRCA1 encontró cuatro casos de cáncer uterino agresivos años después de que tuvieran una cirugía preventiva para retirarles los ovarios. El promedio es 26% mayor a lo esperado.

“Puede ocurrir una vez, pero dos veces es realmente sorprendente” y cuatro es muy sospechoso, dijo el doctor Noah Kauff del Memorial Sloan Kettering Cancer Center en Nueva York.

Su estudio, presentado el lunes en una conferencia sobre cáncer en Florida, es el primero en encontrar esta relación. Aunque no es evidencia suficiente para cambiar las prácticas actuales, los médicos dicen que las mujeres con esas mutaciones genéticas deben saber que las tienen y considerar que les retiren el útero junto con los ovarios.

“Es importante que las mujeres tengan esa información… pero creo que es muy pronto para recomendar fuertemente a las pacientes que se hagan una histerectomía”, hasta que haya más investigaciones que confirmen este resultado, dijo la doctora Karen Lu, especialista en cáncer femenino en el MD Anderson Cancer Center en Houston.

Lu planea estudiar a pacientes similares en su propio hospital, el mayor centro especializado en cáncer en el país, para ver si ellas también tienen más riesgo de cáncer uterino.

Casi una de cada 400 mujeres en Estados Unidos, y especialmente si son de ascendencia del este de Europa, tienen los genes malignos BRCA1 o BRCA2 que aumentan bastante su riesgo de cáncer de mama y ovarios. Los médicos les aconsejan revisarse desde temprana edad para detectar cáncer de mama y que se les retiren los ovarios después de tener hijos para ayudar a prevenir el cáncer en ambas partes el cuerpo, ya que las hormonas de los ovarios también afectan el cáncer de pecho.

Pero el papel de los genes BRCA en el cáncer uterino todavía no se conoce, dijo Kauff.

Su estudio revisó a 1.200 mujeres diagnosticadas con las mutaciones genéticas BRCA desde 1995 en Sloan Kettering. Los investigadores pudieron seguir a 525 de estas mujeres muchos años después de que tuvieran una cirugía para que les retiraran los ovarios en la que les dejaron intacto el útero.

La mayoría de los cánceres uterinos son de bajo riesgo y se suelen curar con cirugías. Las formas agresivas suman sólo 10 a 15% de los casos pero son culpables de más de la mitad de las muertes por cáncer uterino.

Los investigadores se alarmaron al ver cuatro de esos casos entre 296 mujeres con las mutaciones BRCA1. Aunque ninguno de estos casos estaba entre las mujeres con la mutación BRCA2, dijo Kauff.

El estudio fue presentado el lunes en la reunión anual de la Sociedad de Oncología Ginecológica en Tampa, Florida.

El año pasado la actriz Angelina Jolie reveló que le hicieron una cirugía preventiva para retirarle ambos pechos porque tiene una mutación de BRCA1. Su madre tuvo cáncer de mama y murió por cáncer de ovarios y su abuela materna también tuvo cáncer de ovarios.

838440C71D3447BDE75C8DE587DB1

838440C71D3447BDE75C8DE587DB1WASHINGTON – Los pacientes con cáncer, confiados en que pueden conseguir un seguro médico gracias a la nueva ley de salud, podrían quedar decepcionados cuando se enteren que están excluidos de las coberturas algunos de los mejores hospitales contra esa enfermedad en Estados Unidos.

Mediante una consulta-sondeo, The Associated Press detectó diversos casos de costa a costa. Cinco de ocho aseguradoras excluyeron a la organización Cancer Care Alliance de Seattle en el mercado de seguros del estado de Washington.

El Centro contra el Cáncer MD Anderson dijo que figura en menos de la mitad de los planes de seguros en el área de Houston.

El hospital Memorial Sloan-Kettering de la ciudad de Nueva York está incluido en dos de nueve aseguradoras y tiene acuerdos con otras dos fuera de la red de cobertura.

Los médicos y administradores han expresado preocupación, al igual que algunas autoridades estatales del sector de seguros.

En total, sólo cuatro de 19 centros reconocidos a nivel nacional como lugares de atención integral contra el cáncer que respondieron a la consulta de la AP dijeron que los pacientes tienen acceso a la atención mediante todas las compañías del mercado de seguros médicos en sus estados.

No hace mucho tiempo, las compañías aseguradoras competían por ofrecer acceso a centros de renombre contra el cáncer, dijo Dan Mendelson, director general de la firma de investigación de mercados Avalere Health. Ahora la atención está en los costos.

“La situación constituye un marcado deterioro en el acceso a centros de primer nivel de atención contra el cáncer para las personas que contratan planes de salud”, aseguró Mendelson.

Estos pacientes podrían no acceder a los tratamientos más avanzados, incluidos las pruebas clínicas de nuevos medicamentos.

Existe otro problema: no es sencillo para los consumidores que compran en internet en los nuevos mercados de seguros distinguir si en los planes están incluidas las instituciones del máximo nivel. Esta parte requiere mayor indagación de las personas cuando llenen sus solicitudes.

“Los desafíos en este aspecto serán evidentes… cuando comiencen a presentarse los casos relacionados con cáncer”, dijo Norman Hubbard, vicepresidente ejecutivo de Cancer Care Alliance de Seattle.

Los defensores de los pacientes con cáncer han detectado diversos dilemas.  Antes de la ley de salud del presidente Barack Obama, un diagnóstico de enfermedad podría hacer que las personas no pudieran conseguir un seguro de salud. Ahora, los aseguradores no pueden rechazar a nadie con problemas de salud ni cobrarles más dinero.

También están prohibidas las pólizas que imponen límites en dólares de por vida, antes una trampa financiera para los pacientes con cáncer.

sad

sadCada vez más estudios demuestran que nuestro ritmo de vida y hábitos pueden desencadenar graves enfermedades en el futuro que incluso pueden llevar a una muerte prematura.

En este sentido el reconocido cardiocirujano estadounidense Mehmet Oz -conocido como “Doctor Oz”, entregó un listado a Oprah Magazine con situaciones que se relacionan con el riesgo de sufrir una variedad de enfermedades.

Pon atención a estas señales de advertencia que te da el portal Bio Bio

1. Sufres de insomnio

Un estudio publicado por la American Heart Association, señaló que quienes padecen de insomnio tienen el doble de probabilidades de sufrir un accidente cerebrovascular que aquellos que no tienen problemas para dormir.

Los especialistas creen que a medida que la falta de sueño aumenta, también lo hace la presión arterial, lo que con el tiempo puede conducir a la inflamación de las paredes vasculares.

Para conciliar el sueño, Oz recomienda escuchar ruidos suaves. El médico indica que un pequeño estudio de 2012 encontró que ciertos sonidos monótonos pero agradables para el ser humano (como la caída de gotas de lluvia) puede ayudar a las ondas cerebrales a calmarse y tener un sueño más reparador.

2. Padeces estrés crónico

Oz señala que los estudios han demostrado que las personas de mediana edad (40 a 60 años) más estresadas son más propensas a desarrollar demencia en la tercera edad.

Además, el estrés crónico puede desencadenar la producción de compuestos inflamatorios y dañar áreas del cerebro relacionadas con la memoria.

3. Ingieres muchas bebidas gaseosas

Una investigación de la Universidad de Columbia analizó 14 estudios y determinó que las personas que consumían más de 250 ml. de bebidas gaseosas azucaradas al día tenían 19% más riesgo de desarrollar cáncer de páncreas.

Este tipo de bebestibles altos en azúcar hacen que el páncreas aumente la producción de insulina, y como resultado, las células pancreáticas pueden estar expuestas a una mayor concentración de esta hormona, creando un desequilibrio que estimula el desarrollo de un cáncer.

4. Te falta vitamina D

La ciencia ha demostrado que las personas con niveles más bajos de vitamina D son 2,6 veces más propensas a desarrollar neumonía, lo que sugiere que el nutriente es esencial para un sistema inmunológico fuerte. Para obtener tu cuota diaria de vitamina D sólo necesitas pasar entre 10 y 15 minutos al sol tres veces a la semana, pero usando un protector solar en tu piel. El médico advierte que no es suficiente con abrir las ventanas, él dice que debes salir al aire libre.  La manera más eficaz de prevenir

“Dr. Oz” asgura que el mejor consejo es hacer ejercicio. Él indica que la actividad física puede ser tan efectiva como los tratamientos farmacológicos para prevenir enfermedades coronarias y la diabetes.

03-11-2014--07-36-25am--heroina110314

03-11-2014--07-36-25am--heroina110314WASHINGTON — El secretario de Justicia Eric Holder consideró una “crisis urgente de la salud pública” el aumento de las muertes por consumo de heroína y agregó que los equipos de socorro deberían llevar un antídoto para combatir los efectos de una sobredosis.

En un video difundido el lunes, Holder dijo que la adicción a las opiáceas y la heroína afecta a los estadounidenses “de todas las condiciones y estilos de vida”.

El secretario de Justicia indicó que el número de muertes por sobredosis de heroína aumentó en un 45% entre el 2006 y el 2010. Agregó que las autoridades policiales federales trabajan en el problema pero es necesario hacer más en materia de educación y prevención.

Animó además a los equipos de socorro a llevar el fármaco naloxone, que puede aliviar la sobredosis de heroína de ser administrado rápidamente. Por lo menos 17 estados y el Distrito de Columbia permiten la distribución de naloxone entre el público.

Salud 3-5-14 pix

Salud 3-5-14 pixCHICAGO — A los 80 años, Dan Winship, médico y profesor, tiene una última y agridulce oportunidad de enseñar algo sobre medicina. Solo que esta vez él es el sujeto a ser estudiado. Winship sufre del mal de Alzheimer y le está dando a un estudiante la posibilidad de estudiar de cerca los efectos desastrosos de una enfermedad que afecta a millones de personas en todo el mundo.

Los dos son parte de un programa de “compadres” (buddy, en inglés) que vincula a futuros médicos con pacientes con problemas de demencia. La Northwestern University ideó este programa, que ha sido adoptado por varias otras instituciones educativas.

Además de ofrecer al estudiante una perspectiva única de un mal con el que tendrán que lidiar a lo largo de sus carreas, el programa le da al paciente la sensación de que está haciendo algo útil y la posibilidad de mantener relaciones sociales antes de perder por completo la lucidez.

Winship y su “compadre”, el estudiante de primer año de medicina Jared Worthington, están entablando una amistad mediante cenas, visitas a museos y charlas sobre la carrera de Winship y los planes de Worthington.

Los programas de este tipo ayudan a eliminar el estigma asociado con el Alzheimer y ofrecen una oportunidad única para que los estudiantes de medicina se informen sobre los males de los ancianos y la demencia, expresó Bech Kallmyer, vicepresidente de la Asociación del Alzheimer que supervisa las relaciones con el exterior.

La Asociación informó el año pasado que estos programas aumentan los conocimientos de los estudiantes mucho más allá de lo que aprendan en las aulas.

Aproximadamente el 75% de los estudiantes que participan en ellos se especializan en campos relacionados con el Alzheimer, de acuerdo con la directora de ese programa Darby Morhardt.

La diagnosis es siempre un golpe duro. Pero el programa ayuda a atenuarlo, según Winship.

“No te acuerdas de nada”, dijo Winship, a quien a veces le cuesta encontrar las palabras. “Pierdes la lucidez”.

El mal “causa estragos”, agregó. Pero el programa le da a Winship la oportunidad de combinar su amor por la medicina con su pasión por la enseñanza.

Winship tuvo una ilustre carrera en la que fue decano de la facultad de medicina de la Universidad Loyola del Chicago, profesor del Rush Medical College y de la Universidad de Illinois, siempre en Chicago, y decano adjunto de la facultad de medicina de la Universidad de Missouri. Se jubiló en el 2010.

A principios del año pasado le hicieron el diagnóstico. Jean Schmidt Winship, de 53 años y su esposa desde hace 10 años, pensó al principio que los olvidos ocasionales y las dificultades para aprender programas nuevos de computadoras eran consecuencias inofensivas de la vejez. Pero los síntomas fueron empeorando gradualmente.

La señora de Winship comenzó a informarse sobre el mal y las opciones por delante y dio con el programa de “compadres” en la internet.

“Todo el mundo en este programa sabe que la gente que padece este mal necesita seguir viviendo y disfrutando de la vida”, manifestó. El Alzheimer “no define a Dan, es tan solo una enfermedad que tiene. Para nosotros fue importantísimo descubrir que todavía tiene mucho por vivir”.

En este programa a los estudiantes de primer año de medicina se les asigna un paciente en base sobre todo a los intereses comunes que puedan tener.

Winship es un hombre abierto, entretenido, con ojos negros brillantes y una barba gris bien cuidada. Fue la primera elección de varios estudiantes, según Morhardt, fundadora y directora del programa. Pero tuvo el pálpito de que se entendería bien con Worthington.

El estudiante es un muchacho de 25 años, oriundo de Ontario, Canadá, tal vez un poco más reservado que su mentor texano, pero que se solidariza con Winship en esta etapa tan dura. Su abuela tiene un Alzheimer avanzado.

Dijo que espera que el ser “compadre” de Winship lo ayude a “lidiar con los pacientes en el futuro y a tratarlos con compasión y comprensión”.

“Es algo que mete miedo, difícil, pero el que tengas Alzheimer no quiere decir que tu vida se haya acabado”, expresó. “Todavía puedes contribuir y hacer una vida relevante”.

Durante una reciente visita al Acuario Shedd de Chicago, estudiante y mentor conversaron animadamente mientras observaban los saltos de delfines en una piscina cubierta y analizaron la anatomía de los coloridos animales.

“Estimo mucho a Jared porque hablamos el mismo idioma. Es un muy buen estudiante, aprende y aprende, y eso es muy importante para mí”, dijo Winship.

El anciano reveló que espera que el programa capacite a una nueva generación de médicos que buscarán tratamientos “que nos permitan acabar con esta odiada enfermedad”.

Para él, pasar un rato con Jared “es lo mejor de todo”.

6F42D6971D3A64AE5F12949417B83

6F42D6971D3A64AE5F12949417B83CHICAGO – El mayor estudio gubernamental sobre la salud de los hispanos en Estados Unidos pudiera ayudar a responder por qué viven más tiempo que otros estadounidenses, pero los primeros resultados indican que, para algunos, esa tendencia pudiera estar en peligro.

En general, se encontraron altas tasas de hipertensión, obesidad, diabetes y prediabetes, especialmente entre los más viejos. Pero se detectaron además indicios preocupantes entre algunos adultos hispanos más jóvenes. Fue el grupo cuyos miembros eran menos proclives a tener la diabetes bajo control o a consumir las cantidades recomendadas de frutas y verduras.

Los hispanos de Puerto Rico estuvieron entre los menos saludables, mientras que los procedentes de Sudamérica, que en general arribaron más recientemente, estuvieron entre los más saludables.

El estudio es el esfuerzo más extenso para documentar la salud de los hispanos en Estados Unidos. Dio seguimiento a más de 16.000 hispanos de entre 18 y 74 años desde el 2008.

El Instituto Nacional para el Corazón, los Pulmones y la Sangre dio a conocer los resultados iniciales el lunes, revelando con ello un diverso grupo cuyos hábitos de salud dependen de la edad y el país de origen.

Los mexicanos-estadounidenses son el grupo hispano más grande y más viejo en el país, pero ha habido más crecimiento reciente entre dominicanos y aquellos de Centro y Sudamérica.

“Con el rostro cambiante de la población hispana, necesitamos información más actualizada sobre su salud”, dijo la doctora Larissa Avilés Santa, directora de proyecto del instituto para el estudio.

Investigadores en cuatro ciudades están documentando la prevalencia de enfermedades crónicas y factores de riesgo, y tratando de determinar cómo la adopción de estilos de vida estadounidenses afecta la salud de los hispanos. Avilés dijo que los resultados pudieran proveer una comprensión mejor de lo que algunos llaman “la paradoja hispana”: mayor longevidad que los estadounidenses blancos no hispanos, pese a conocidos factores de riesgo.

“Nunca antes hemos tenido un estudio de esta magnitud”, dijo la doctora Martha Daviglus, investigadora principal para el estudio en Chicago y científica de la Universidad de Illinois. “Los hispanos están desatendidos y han sido poco estudiados”.

Dijo que los resultados ayudarán a las comunidades a encontrar mejores formas de prevenir problemas de salud que aquejan a las poblaciones hispanas.

Los otros tres sitios del estudio son Miami, San Diego y el Bronx, en Nueva York.

Los hispanos son el grupo étnico de mayor crecimiento en Estados Unidos, y representan 15% de la población.

Su expectativa de vida excede la de los blancos por unos dos años y la de los negros por siete años. La diabetes y la obesidad son más comunes en hispanos que en blancos, pero aun así el grupo tiene menos tendencia a padecer problemas cardiacos, según han mostrado datos previos.

Algunos expertos piensan que esa ventaja indica que los hispanos más saludables migran a Estados Unidos. Pero los estudiosos dicen que la ventaja pudiera desaparecer a medida en que se acumulan factores de riesgo en los grupos que llevan más tiempo en el país, y en adultos jóvenes nacidos en Estados Unidos que tienden más a abandonar costumbres culturales.

“Sabemos ya que mientras más tiempo la gente vive en Estados Unidos, más empeora su salud”, dijo Neil Schneiderman, principal investigador para el estudio en la Universidad de Miami.

Los participantes en el estudio fueron seleccionados al azar. Reciben exámenes médicos gratis, llenan cuestionarios y proveen otra información de salud periódicamente. Los primeros resultados proveen descripciones básicas de la salud de los hispanos.

Entre las conclusiones:

—La hipertensión afecta a casi una tercera parte de los cubano-norteamericanos y los puertorriqueños-norteamericanos, comparada con una quinta parte de los procedentes de Sudamérica.

—La diabetes afecta a uno de cada cinco puertorriqueños-norteamericanos, pero solo a 11% de los sudamericanos.

—La obesidad afecta a casi la mitad de los puertorriqueños, comparada con 30% de los sudamericanos.

—Una tercera parte de los puertorriqueños-norteamericanos son fumadores, pero solo 11% de los dominicanos lo son.

—Una tercera parte de todos los hispanos de entre 18 y 44 años tienen un factor de riesgo para enfermedades cardiacas.

—Más de la mitad de todos los hombres hispanos de entre 45 y 74 años consumen cinco o más frutas y verduras al día, comparado con 2 de cada 5 mujeres de la misma edad y apenas una de cada 3 mujeres de entre 18 y 44 años.

slide_1

slide_1WASHINGTON — Expertas en salud de Estados Unidos darán esta semana un segundo vistazo a la seguridad para el corazón de los analgésicos utilizados por millones de estadounidenses para tratar la artritis y otros dolores de todos los días.

La Administración de Alimentos y Medicinas (FDA) comenzó el lunes una reunión de dos días para examinar la más reciente investigación en medicamentos antinflamatorios llamados NSAIDS, que servirá como columna vertebral del tratamiento para el dolor en el país.

La cuestión clave es si el naproxeno, el ingrediente clave del Aleve que produce Bayer, y muchas otras píldoras genéricas, implica un menor riesgo de ataque cardiaco y apoplejía en comparación con medicamentos rivales como el ibuprofeno, vendido como el Advil de Pfizer, el Motrin de Johnson & Johnson y otros.

El debate sobre si una droga es más segura que otras de su clase lleva más de una década sin una respuesta clara, poniendo en evidencia la persistente duda que pende incluso sobre medicamentos más establecidos.

La FDA pedirá a su panel de médicos expertos que revise un extenso análisis publicado el año pasado que sugiere que el naproxeno no incrementa el riesgo de problemas cardiacos en comparación con sus pares. El hallazgo lo hicieron investigadores de la Universidad de Oxford que revisaron los resultados de más de 700 estudios de medicamentos antinflamatorios donde participaron 350.000 pacientes.

El martes, los panelistas votarán sobre si el naproxeno debe ser reetiquetado para reflejar su aparente avance en seguridad. La FDA no está obligada a seguir el consejo del grupo, aunque muchas veces lo hace.

Si es implementado, el cambio de etiqueta podría dar nueva forma al multimillonario mercado de los medicamentos usados para aliviar el dolor muscular, artritis y dolores de cabeza. El año pasado, en Estados Unidos se compraron más de 275 millones de cajas de analgésicos en mostrador, representando 1.700 millones de dólares en ventas, de acuerdo con la firma de análisis IRI. Los medicamentos antinflamatorios recetados dejaron miles de millones más, encabezados por el exitoso Celebrex de Pfizer, con ventas por 2.900 millones de dólares.

 

Atlanta – Los funcionarios de salud en Estados Unidos han comenzado a pronosticar el fin del tabaquismo en el país.

Desde hace tiempo habían deseado un país sin fumadores, pero se abstuvieron de pronosticar la desaparición total o casi total de esa práctica en un año determinado. El poder de las tabacaleras y la popularidad de sus productos hicieron que ese objetivo fuera un sueño.  Sin embargo, una confluencia de cambios impulsó recientemente a los líderes de la salud pública a mencionar la palabra “fin” y la frase “una generación sin tabaquismo”. Hablan ahora de la menguante población adulta de fumadores, que disminuirá un 10% en la próxima década y al 5% o menos en 2050.

El director de Salud Pública en funciones Boris Lushniak difundió el mes pasado un informe de 980 páginas que pide el aumento de medidas para controlar el tabaquismo. Su conferencia de prensa fue un alarde contra el consumo de tabaco y Lushniak proclamando casi a gritos “ya basta”.

“No puedo aceptar que sólo nos estemos limitando a disminuir esas cifras”, dijo recientemente en una entrevista con The Associated Press. “Creemos que disponemos de los medios de salud pública para llegar al nivel cero”.

No es la primera vez que un funcionario federal de salud se pronuncia de forma tan contundente.

En 1964, el director de Salud Pública C. Everett Koop pidió una “sociedad libre de tabaquismo” para el 2000. Sin embargo, Koop — atrevido orador en muchos temas — no ofreció detalles específicos sobre cómo lograr ese objetivo.

“Lo que es diferente hoy es que contamos con políticas y programas que han demostrado disminuir el tabaquismo”, dijo Matthew Myers, presidente de la Campaign for Tobacco-Free Kids (Campaña para un Infancia sin Tabaquismo). “No podíamos decirlo en 1984″.

Entre los

 cambios ocurridos:

Los impuestos a los cigarrillos han aumentado en todo el país, lo que ha encarecido el consumo del tabaco. Aunque los precios varían de estado a estado, un paquete de cigarrillos que se habría vendido por 1,75 dólares hace 20 años costaría hoy más del triple.

Las leyes que prohíben fumar en restaurantes, bares y lugares de trabajo han surgido en todo el país. Desde hace tiempo no se puede fumar en los aviones.

Los sondeos de opinión indican que fumar cigarrillos ya no es considerado un comportamiento normal y que ahora es menos popular entre los adolescentes que la marihuana.

Las autoridades federales vigilan cada vez más la publicidad del consumo de tabaco. La Administración de Alimentos y Medicinas (FDA) lanzó una nueva campaña contra el tabaquismo juvenil la semana pasada. Al mismo tiempo, los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) lanzó una tercera campaña publicitaria de 60 millones de dólares contra el tabaco, con imágenes desgarradoras de una mujer a punto de morir.

Las empresas tabacaleras, otrora consideradas inmunes a los ataques legales, han sufrido enormes derrotas en los tribunales. Quizá la mayor fue el acuerdo de 1998 en un caso incoado por más de 40 estados exigiendo compensación por el costo de atender dolencias relacionadas con el tabaquismo. Las tabacaleras acordaron pagar unos 200.000 millones de dólares y reducir el mercadeo del tabaco a los jóvenes.

Además, la venta al por menor de cigarrillos está cambiando. CVS Caremark, la segunda cadena de farmacias más grande de Estados Unidos, anunció la semana pasada que dejará de vender productos de tabaco en más de 7.000 comercios. La empresa dijo que adoptó la decisión para centrarse más en los productos de salud, aunque los líderes médicos y de salud pública pronosticaron que esas medidas aumentarán en firmas como Walgreen Co. y Wal-Mart Stores Inc.

“Creo que, en unos pocos años, las farmacias que venden cigarrillos parecerán anacrónicas”, al igual que ocurre hoy con los viejos anuncios de cigarrillos respaldados por médicos”, dijo el director de los CDC, el doctor Tom Frieden.

By Henry S. Miller, Author of The Serious Pursuit of Happiness: Everything You Need to Know to Flourish and Thrive

Got stress? Stress is a part of a normal life that you can’t really avoid. The good news? You have more power than you realize to control stress before it prevents you from living the life you want to lead.  Here are 8 simple stressbusters to help you:

1. Breathe Slowly and Deeply

Before you react to the next stressful event, first take 3 deep breaths and consciously release each breath slowly. If you have more time, try a relaxation technique, such as meditation or guided imagery, before deciding how to handle the situation.

2. Speak More Slowly

If you feel overwhelmed at any time, deliberately slow down the pace of your speaking. You will appear less anxious and more in control of the situation. Stressed people tend to speak fast and breathlessly. If you slow down, you’ll find you can think more clearly and react more reasonably to stressful situations.

3. Take a Break Outdoors

Take advantage of the healing power of fresh air and sunshine. Just 5 minutes outside on a balcony or terrace can be rejuvenating. If you have more time, 30 minutes of sunshine has proven positive benefits.

4. Check Your Posture

Hold your head and shoulders upright. Avoid slumping or stooping: bad posture leads to muscle tension, pain, and increased stress. If you are behind a desk during the day, avoid repetitive strain injuries and sore muscles by making sure your workspace is ergonomic, and take 5 minutes every hour to walk around or stretch.

5. Drink Plenty of Water and Eat Small, Nutritious Snacks

Fight dehydration and hunger—they can provoke aggressiveness and exacerbate feelings of anxiety and stress. Drink plenty of water always have small and nutritious snacks available on hand, such as fruit, string cheese, or a handful of nuts.

6. Do One Thing Today

Take control of your time. Every day, do at least one simple thing you’ve been putting off: return a phone call, make a doctor’s appointment, or file the paperwork piling up on your desk. Taking care of one nagging responsibility will energize you and improve your attitude! You might even find that completing one task inspires you to move on to the next one. At the end of each day, try planning your schedule for tomorrow using a calendar or day planner that works for you.

7. Reward Yourself after a Stressful Day

At the end of the day, set aside any work concerns, housekeeping issues, or family concerns for at least a few minutes. Allow yourself a brief period of time to fully relax before bedtime each day—even if it’s only taking a relaxing bath or spending 30 minutes with a good book. Remember, you need time to recharge. Don’t spend this time planning tomorrow or doing chores you didn’t get around to during the day. You’ll be much better prepared to face another stressful day if you give yourself a brief reward of some free time.

8. Practice Letting Go

When your next inevitably stressful situation comes up, make a conscious choice not to become upset. Just let it go. Don’t waste your energy on situations where it is not deserved. Managing your anger is a proven stress reducer.

There’s no way to avoid stress, but you can be proactive in managing it. Here’s wishing you a happy life with less stress!

About Henry S. Miller

Henry S. Miller is the author of The Serious Pursuit of Happiness:  Everything You Need to Know to Flourish and Thrive and Inspiration for the Pursuit of Happiness:  Wisdom to Guide your Journey to a Better Life. He is also the creator of the online membership program Get SERIOUS About Your Happiness:  20 Transformational Tools for Turbulent Times. As President of The Henry Miller Group (www.millergroup.com), he is a speaker, trainer, and consultant helping organizations improve engagement, performance, and productivity specifically by increasing employee well being. In prior careers, Henry was a Senior Consultant for the Tom Peters Company training and coaching senior management teams worldwide in leadership and his initial career in corporate America was with IBM.

IMG_2333

IMG_2333Por Miguel Ignacio Acabal

Milwaukee – La Sociedad Americana Contra el Cáncer y Gina’s Beauty Salón lanzaron el miércoles la “voz de auxilio” para integrar un equipo de voluntarios que trabajará con personas que padecen de cáncer.

Bajo el patrocinio del programa “Luzca Bien… Siéntase Mejor” los pacientes recibirán tratamiento de belleza para elevar sus autoestima que repercutirá positivamente en el aspecto psicológico; “Luzca Bien… Siéntase Mejor” ha sido diseñado para ayudar a mujeres a que se sientan mejor con su imagen, informaron Georgina Meléndez y Jesús Barbosa, de Gina’s Beauty Salón y la Sociedad Americana Contra el Cáncer, respectivamente.

“Luzca Bien… Siéntase Mejor” trabaja en colaboración entre la Fundación del Consejo de Productos del Cuidado Personal, la Sociedad Americana Contra el Cáncer, la Asociación Profesional de Belleza/Asociación Nacional de Cosmetología y ahora la integración de Gina’s Beauty Salón que conformarán el equipo que trabajará para embellecer a las personas con cáncer.

Entrevistado al respecto a la propietaria del citado salón de belleza, Georgina Meléndez, explicó que “se busca el apoyo y la participación de los profesionales de la estética, que tengan licencia para ejercer este oficio y mucha voluntad para ayudar a las víctimas de la ‘muerte silenciosa’ que, muchos, ya la están padeciendo y no lo saben”.

“Trabajar con ellos es muy gratificante porque sabes que te estás solidarizando con ellos”, enfatizó la estilista, tras agregar que “cuando te enteras de que te han diagnosticado cáncer, tu estado de ánimo y físico se afectan; y, cuando encuentras a alguien que coopera contigo aunque sea en mínima parte, tu autoestima se fortalece”, acotó.

Explicó que el trabajo de las personas que se registrarán para formar el equipo, consistirá en maquillar y recortar los cabellos de los pacientes, previo entrenamiento para contar con la capacidad de tratar con personas, ya en este caso, especiales.

Meléndez manifestó que su trabajo de voluntaria empezó desde el verano del año pasado, y desde entonces fue creciendo en ella el sentimiento de solidaridad con las víctimas que padecen dicho mal. Recordó incluso las experiencias vividas con algunas de ellas que perdieron la batalla contra esta “muerte silenciosa”.

Hizo la aclaración que este es un trabajo netamente de caridad, nada tiene que ver con el salón de su propiedad; la aclaración obedeció al hecho de evitar malas interpretaciones por ser propietaria de un negocio relacionado con la estética.

Incluso el tratamiento de belleza que se brindará a los pacientes no se realizará en el salón de su negocio, sino que será asignado por la Sociedad Americana Contra el Cáncer, indicó el Especialista en Programas Comunitarios, Jesús Barbosa.

Barbosa señaló por su parte, que a estas alturas de este reto cuenta ya con 99 voluntarios, entre latinos y anglosajones.

El Especialista en Programas Comunitarios explicó que trabajará en coordinación con la propietaria de Gina’s Beauty Salón y será él quien dará a conocer en su oportunidad el salón donde se llevará a cabo los tratamientos de belleza; los interesados tanto voluntarios como pacientes lo pueden llamar a los siguientes números telefónicos: (414) 226-1681 ó 1(800) 227-2345.

Uno de cada 10 ensayos clínicos en adultos con cáncer termina prematuramente porque los investigadores no pueden conseguir suficiente gente para probar tratamientos nuevos, informaron los científicos.
La tasa de experimentos inconclusos, que es sorprendentemente alta, revela no sólo el alcance y el costo de oportunidades desperdiciadas que privan a los pacientes de posibles avances, sino también el alcance de todo tipo de barreras, como el dinero, la logística e incluso el temor erróneo de que la gente no recibirá la mejor asistencia
Pocos enfermos con cáncer participan en estudios
si se suman a uno de estos ensayos.
“Los ensayos clínicos son la piedra angular de los avances en el tratamiento del cáncer”, la forma en que los nuevos tratamientos demuestran su valor, dijo el doctor Matthew Galsky de la Facultad Icahn de Medicina del Hospital Mount Sinai de Nueva York.
Cuando un tratamiento experimental de fármacos o de otro tipo no logra llegar al mercado, la gente suele pensar que no funcionaba o tenía demasiados efectos secundarios, pero un medicamento o tratamiento potencial también pueden verse condenado por la incapacidad para completar los estudios, dijo Galsky.
El doctor ayudó a dirigir un análisis de 7.776 experimentos registrados en Clinicaltrials.gov —un cibersitio del gobierno para el seguimiento de experimentos médicos— entre septiembre de 2005 y noviembre de 2011. Todos eran estudios que estaban a etapas intermedias o finales de prueba de tratamientos para varios tipos de cáncer en adultos.
Alrededor del 20% de los estudios no fueron terminados por razones que no tenían nada que ver con la seguridad ni con la eficacia del tratamiento, ambas razones legítimas para poner fin prematuro a un estudio. La inscripción escasa —la imposibilidad de inscribir a suficientes pacientes para terminar el estudio en el tiempo suficiente— llevó a casi 40% de terminaciones antes de lo programado.
Los estudios patrocinados por compañías fueron menos propensos a completarse que los patrocinados por el gobierno u otros organismos. Los ensayos en enfermos de cáncer en etapa tardía pueden costar a las empresas “decenas e incluso cientos de millones de dólares”, y ese dinero se desperdicia si no se obtiene una respuesta clara sobre el valor potencial de un medicamento, dijo el doctor Charles J. Ryan, un especialista en cáncer de la Universidad de California en San Francisco.
Ryan dirige el programa de una conferencia que se realizará esta semana en San Francisco, donde se presentará el estudio de Galsky. Se habló del programa el martes durante una teleconferencia de la American Society of Clinical Oncology (Sociedad Estadounidense de Oncología Clínica), una organización de médicos que atienden enfermos con cáncer.
Ryan y Galsky dijeron confiar en que este estudio estimule más investigaciones sobre por qué no hay más pacientes que participen. En la mayoría de los casos, el tratamiento que se está ensayando se proporciona gratuitamente, pero puede haber otros costos, como pruebas de laboratorio. Algunos estados requieren que las aseguradoras cubran estos costos adicionales, pero otros no las obligan, por lo que la falta de dinero puede ser un obstáculo para los enfermos.
Algunos médicos no animan encarecidamente a los pacientes a que participen en los estudios y en ocasiones los enfermos temen que van a darles un placebo en lugar del tratamiento real. Sin embargo, en los ensayos clínicos contra el cáncer, las normas éticas exigen que todos los pacientes reciban la mejor atención posible, además de la oportunidad de un tratamiento experimental.
“Los pacientes todavía temen que les vayan a dar un placebo, pero siempre van a recibir el nivel de atención estándar como mínimo”, dijo Shelley Fuld Nasso, directora de la National Coalition for Cancer Survivorship (Coalición Nacional para la Supervivencia al Cáncer, una organización de defensa del paciente y a favor de la educación).
La directora opinó que los médicos deben alentar a que haya más pacientes que participen y los organizadores de experimentos clínicos tienen que asegurarse de que están poniendo a prueba temas y tratamientos clave para honrar las contribuciones de los participantes en los estudios, agregó.

The Clinical and Translational Science Institute (CTSI) of Southeast Wisconsin has awarded a $25,000 “Innovations in Healthcare Delivery Pilot Model Grant” to develop a clinical decision support system to manage patients receiving deep brain stimulation for Parkinson’s disease.
Christopher R. Butson, Ph.D., associate professor of neurology and neurosurgery, psychiatry & behavioral medicineat the Medical College of Wisconsin, is the primary investigator of the grant.
Deep brain stimulation (DBS) has been shown to have great potential to improve the lives of patients with a variety of neurological conditions, and is an established therapy for Parkinson’s disease. However, a persistent problem in DBS isthe extensive and costly time necessary to choose stimulation settings after the electrode leads are implanted. This process is necessary to assure that patients are receiving the best therapeutic benefit from DBS with minimal side effects. However, recent studies from the Butson lab show that this time can be drastically reduced: preliminary data from a iPad-basedclinical decision support system showed that programming timewas reduced by more than 99% (from four hours to less than two minutes). With the CTSI grant, Dr. Butson’s research team plans to prospectively evaluate the clinical decision support system in the Movement Disorders Clinic at Froedtert Hospital.In this study, patients will be randomized after DBS surgery to standard care or selection of DBS settings using the iPaddecision support system.

Screen Shot 2014-01-13 at 10.43.58 AM

Screen Shot 2014-01-13 at 10.43.58 AMALBANY, Nueva York,— Nueva York podría volverse el estado número 21 de Estados Unidos que permita el uso de la marihuana con fines medicinales, según una propuesta que el gobernador Andrew Cuomo revelará en los próximos días.
Cuomo tiene planes de valerse de su poder ejecutivo en vez de recurrir a una acción legislativa a fin de permitir que un número limitado de hospitales usen la marihuana para atender ciertas afecciones. El gobernador anunciará sus planes el miércoles en su mensaje anual al estado.
El diario The New York Times informó el sábado primero sobre plan de Cuomo. Se trata de un cambio radical por parte del gobernador, quien inicialmente se había opuesto a la marihuana con fines medicinales. Funcionarios de su gobierno dijeron al diario que la política sobre el consumo de la marihuana medicinal sería más restringida que en estados como Colorado y California y que estaría sujeta a los estándares del Departamento de Salud de Nueva York.
En los estados donde se permite el uso de marihuana con fines medicinales, se receta comúnmente contra dolor crónico, náusea a causa de quimioterapia por cáncer, glaucoma y otras afecciones más. Otro tipo de sustancias bajo control, como los narcóticos, ya tienen autorización para uso medicinal en Nueva York.
Aunque el consumo de marihuana sigue siendo ilegal en Nueva York, la posesión de pequeñas cantidades ha sido reducida a sanciones menores, como una multa.
La organización The Drug Policy Alliance (Alianza para la Política de Drogas), que recibió el sábado la información sobre el plan de Cuomo, dijo que se trata de un cambio importante, pero que Nueva York debía aún solicitar una acción legislativa que autorice un programa estatal para el uso de la marihuana con fines medicinales que hasta la fecha ha sido bloqueado por los senadores republicanos del estado.
“Se trata de un buen acontecimiento como un paso provisional”, dijo Gabriel Sayegh, director estatal de The Drug Policy Alliance. Después de la reunión, el funcionario dijo que aún no estaba claro cuál sería el momento oportuno al igual que no se sabe quiénes tendrán acceso al programa.
El gobierno de Cuomo no respondió de inmediato la solicitud de declaraciones que le hizo The Associated Press.
El asambleísta por Manhattan Richard Gottfried y la senadora por Staten Island Diane Savino, ambos demócratas, sostuvieron recientemente audiencias sobre un proyecto de ley que patrocinan bajo el nombre de “Ley de Cuidado Compasivo”, que regularía el uso de la marihuana con fines medicinales y el aspecto impositivo. Previamente ha sido aprobada por la Asamblea, pero no han logrado la aprobación en el Senado.
La senadora estatal Liz Krueger, otra demócrata por Manhattan, ha presionado para que se apruebe el proyecto que legalice y grave con impuestos el consumo de marihuana, alegando que la política estatal que penaliza su consumo ha sido costosa en cuanto a los recursos policiales y el futuro de las personas halladas culpables de esos delitos.

Screen Shot 2014-01-05 at 10.19.18 AM

Screen Shot 2014-01-05 at 10.19.18 AMOAKLAND, California, — La familia de una niña a la que se le declaró muerte cerebral tras sufrir complicaciones cuando era sometida a una amigdalectomía desea que la transfieran a una residencia de cuidados especiales que tiene la intención de atenderla aunque los médicos han dicho que no tiene recuperación, dijo el jueves un abogado.
Antes que la casa de cuidados pueda aceptar a la niña de 13 años, los médicos del Hospital Infantil de Oakland necesitan insertarle sondas para que la paciente, Jahi McMath, pueda respirar y ser alimentada. Las sondas permitirán que ella pueda mantener sus funciones biológicas en las nuevas instalaciones, dijo el abogado de la familia, Christopher Dolan, a The Associated Press.
Dolan se abstuvo de identificar el centro de atención pero dijo que está en el área de la Bahía de San Francisco y que no está equipado para realizar operaciones quirúrgicas. Dolan que se puso en contacto con el centro a través de médicos católicos.
“Nuestra posición es: Ustedes no la quieren, eso es claro… Tratamos de encontrar a alguien que no la vea como un cuerpo inanimado, que la cuide y que nos ayude a retirarla de aquí y llevarla con alguien que le brinde cuidados en vez de ponerla en una bolsa para cadáveres”, dijo Dolan, que representa a la madre de Jahi.
El tío de la niña, Omari Sealey, dijo en una conferencia de prensa que la familia pasó la Navidad con Jahi, rezando juntos por un milagro.
“Parece que hemos hallado un milagro para mantener viva a Jahi”, afirmó Sealey y “darle otra oportunidad para que despierte”.
El hospital se prepara para retirar a Jahi de un sistema de respiración artificial, una decisión que su familia ha tratado de impedir recurriendo a los tribunales. Un juez autorizó al hospital para que retire a la niña del respirador el lunes después de las 5 de la tarde, a fin de que la madre pueda apelar.
El abogado dijo que le había pedido al hospital que coopere, preparando a Jahi para su traslado, pero no había tenido respuesta hasta el jueves por la tarde.La portavoz del Hospital Infantil, Cynthia Chiarappa, dijo que el nosocomio preparaba una declaración.Jahi fue sometida a una operación de amígdalas este mes porque tenía dificultades para respirar mientras dormía. Después de la operación, la niña tuvo una hemorragia por la boca y luego un paro cardíaco.

Screen Shot 2013-12-31 at 8.33.25 AMWASHINGTON — En un momento crucial para su plan de seguro de salud, el presidente Barack Obama afirmó el viernes que las inscripciones siguen subiendo ahora que el sitio de Internet del gobierno funciona mejor para los consumidores. Pero era demasiado pronto para decir que la puesta en funcionamiento ya ha avanzado lo suficiente.

Más de un millón de personas ya se han inscrito desde el 1 de octubre, afirmó Obama en su conferencia de fin de año. Esa cifra supera más de dos veces y medio el número que se tenía el 30 de noviembre, cuando se completó la importante reparación que necesitaba el sitio web. Hasta ese momento, sólo 365.000 personas se habían inscrito a través de los nuevos mercados federales y estatales que ofrece seguros privados subsidiados.

“Esto es algo importante”, destacó Obama refiriéndose a dar cobertura a personas sin seguro. “Es por eso que me postulé a este cargo”.

Asimismo, otros funcionarios han dicho que 3,9 millones de

personas han reunido los requisitos para recibir seguro de salud del gobierno a través de la expansión del programa de asistencia de salud pública, Medicaid. Sin embargo, las cosas no marchan del todo bien.

El sitio HealthCare.gov se cayó el viernes durante gran parte del día, mientras que los técnicos trataban de corregir un error que se presentó el jueves por la noche cuando se realizaba un mantenimiento de rutina, explicaron los funcionarios.

El gobierno no se puede dar el lujo de que el sitio defectuoso se caiga este fin de semana. Porque el lunes 23 de diciembre se vence el plazo para inscribirse a fin de que el seguro de salud entre en vigencia el 1 de enero, se prevé que intensificará el tráfico tanto en el sitio federal como en aquellos administrados por los estados.

Otra serie de problemas técnicos que antes no eran notados por los consumidores están frustrando a los asegurados, que afirman que el gobierno les sigue enviando información errónea sobre algunas personas ya inscritas.

Se teme que esos errores persistan después del 1 de enero para algunos pacientes que traten de usar su nueva cobertura de salud. Los consumidores podrían ir a la farmacia o al consultorio de un médico y encontrarse con la sorpresa de que no figuran en el sistema.

Ese no es el único potencial problema. Los funcionarios del gobierno se esfuerzan para impedir que se interrumpa la cobertura de salud para más de cuatro millones de personas cuyas pólizas individuales fueron canceladas este otoño pasado porque no cumplían con los requisitos de la ley. Se calcula que unas 500.000 personas aún tienen que asegurar sus nuevos planes de salud. El jueves, el gobierno dijo que esas personas no iban a ser multadas si continuaban sin seguro, y que también podrían tener acceso a especiales planes de seguros catastróficos minimalistas.

El presidente minimizó el significado de ese acomodamiento el viernes, calificándole una red para salvar a un pequeño número de personas que podrían perderse entre uno y otro plan.

Obama se sentía muy optimista el viernes. En las primeras tres semanas de diciembre, más de 500.000 personas se inscribieron en el sitio federal, destacó.

Superar la marca de un millón fue un hito, pero en sus propios cálculos el gobierno exhortó para que 3,3 millones de personas se enrolen hasta el 31 de diciembre. El objetivo ahora es de 7 millones hasta que concluya la inscripción abierta el 31 de marzo.