Montenegro da disculpa parcial a ingleses por insultos racistas

De acuerdo ha Azteca Deportes y la Prensa Asociada, Una semana después que hinchas en Montenegro profirieron insultos racistas contra jugadores de la selección de Inglaterra, el país balcánico expresó una disculpa parcial en persona en el estadio Wembley.

El secretario general de la Asociación de Fútbol de Montenegro, Momir Djurdjevac, insistió el martes en una conferencia de la UEFA sobre discriminación, en que no se ha probado aún que se imitaron sonidos de monos contra jugadores negros de Inglaterra durante un partido de las eliminatorias para la Eurocopa del 2020.

Djurdjevac dijo que varios funcionarios dentro del estadio en Podgorica no escucharon los abusos denunciados por los jugadores ingleses, incluyendo el presidente, el primer ministro, el ministro de deportes y el jefe del comité olímpico de Montenegro. Djurdjevac resaltó que el árbitro no paró el partido de la semana pasada y dijo que el delegado de la UEFA tampoco escuchó los insultos.

“No estoy diciendo que no ocurrió”, dijo Djurdjevac en Wembley. “Fue un puñado de idiotas y por esos tres o cuatro idiotas Montenegro ha sido escarnecido”.

Tras ser acusado por la UEFA por los abusos racistas contra Danny Rose, Callum Hudson-Odoi y Raheem Sterling, Montenegro enfrenta el cierre parcial de su estadio por un partido.

“A nombre de todos nosotros y ante los medios, quisiera disculparme con todos aquellos que han recibido una muy mala impresión de Podgorica y permitir que los investigadores de la UEFA realicen su trabajo sin obstáculos”, señaló Djurdjevac.

En una entrevista con The Associated Press tras la sesión en la conferencia, Djurdjevac les habló a las víctimas de abuso racial en el equipo inglés.

“Me gustaría que visitasen Montenegro de nuevo, para que podamos disfrutar verles jugar, para poder saludarlos con vítores”, dijo. “En caso de que se demuestre que fueron insultados en Montenegro, fue un acto de unos pocos individuos, unos tontos, para a quienes no habría más cabida en nuestro estadio”.

La conferencia fue inaugurada por el presidente de la UEFA Aleksander Ceferin, quien expresó su furia por los incidentes de racismo en los partidos.

“Me avergüenza que aquí en Europa no pase un fin de semana sin actos de discriminación en un estadio de fútbol”, dijo Ceferin. “Me avergüeza ver a grupos extremistas usar nuestro deporte como vehículos para sus mensajes de odio e intolerancia. Un estadio no es ni debe ser jamás un fórum en el que se le permite a la gente expresar su enfermiza nostalgia fascista”.