Acusan a funcionarios de Senado de Puerto Rico de corrupción

LA HABANA — De acuerdo a la Prensa Asociada, La Fiscalía Federal de Puerto Rico presentó cargos contra tres funcionarios del Congreso estatal por un presunto caso de corrupción que involucra fraudes al órgano legislativo mediante un esquema de “empleados fantasmas”. La detención ocurrió la madrugada del jueves por el Buró Federal de Investigaciones (FBI). “No se va a tolerar este tipo de práctica a donde se está jugando con los fondos federales”, dijo la fiscal federal Rosa Emilia Rodríguez en conferencia de prensa. El caso se produce mientras la isla atraviesa aprietos económicos y no termina de reponerse del impacto ocasionado por el paso de ciclones devastadores. La fiscal indicó que se elevaron a la Corte 18 cargos contra Ángel Figueroa Cruz, director de la Oficina de Asuntos Gubernamentales del Senado y presidente de la Asamblea Municipal de Bayamón; Isoel Sánchez Santiago, colaborador del presidente del Senado y Chrystal Robles Báez, contratista del organismo. Rodríguez y otros directivos de la Secretaría de Justicia y el FBI indicaron que otros casos similares están siendo investigados y que en el presente expediente no se descarta contar con más inculpados. “La conducta de los acusados quebranta la confianza que el pueblo tiene en el gobierno”, agregó Rodríguez. “Y es nuestro deber investigar y acusar a los que corrompen nuestro sistema”. El esquema descrito por la fiscal indicó que estas personas facturaron servicios profesionales no prestados a cargo del Senado, usurpando la identidad de quienes supuestamente habían sido beneficiados por ellos y luego repartiéndose las ganancias. Para ello incluso vincularon al Senado a consultoras políticas y de comunicación mediante las cuales habrían cometido los delitos entre 2016 y 2017 con un desvío de 27.000 dólares, pero fue por “mucho más”, aseguró Rodríguez. El escándalo sacudió a los políticos y funcionarios puertorriqueños. “Se nos ha informado sobre el arresto de Ángel Figueroa Cruz, quien laboraba en el Senado, por agentes del FBI. Nos sorprende y entristece la noticia”, escribió en redes sociales Thomas Rivera Schatz, el presidente del órgano legislativo. Uno de los ahora acusados, Sánchez Santiago, era asistente de Rivera Schatz. El líder del Partido Popular Democrático, Aníbal José Torres, expresó su molestia. “Si la aspiración es a reconstruir y a levantar el país, ese es uno de los obstáculos que hay que superar”, expresó. La investigación inició en meses recientes luego de una denuncia del ex asesor legislativo, Luis Hiram Delgado Rivera en un programa de televisión. Tras conocerse sobre los arrestos y la presentación del cargo, el gobernador Ricardo Rosselló aseguró que su administración “no tolerará ni será cómplice de ningún acto de corrupción venga de donde venga” pues los servidores públicos están sujetos “a los más altos estándares éticos y de honestidad en respeto al pueblo”.