Walmart dejará de vender ciertos tipos de municiones

NUEVA YORK — De acuerdo a la Prensa Asociada y Azteca Noticias, Walmart cesará la venta de municiones para pistolas y rifles de menos de 18 pulgadas (45 centímetros), y pedirá públicamente a los clientes que se abstengan de portar armas de fuego de manera expuesta en sus tiendas, incluso si es permitido por las leyes estatales, informó el martes la cadena de tiendas. El anuncio se dio a conocer apenas unos días después del asesinato de siete personas en Odessa, Texas, y tras otro par de masacres perpetradas el mes pasado, una de ellas dentro de un Walmart. La cadena con sede en Bentonville, Arkansas, indicó que, una vez que se agote el inventario actual, dejará de vender municiones para pistolas y rifles de barril corto (menos de 18 pulgadas), como los calibres .223 y 5.56 que se utilizan en armas de estilo militar. También dejará de vender pistolas en Alaska. Walmart dejó de vender pistolas a mediados de la década de 1990, con excepción de Alaska. La medida más reciente representa su salida por completo de ese negocio y le permite enfocarse únicamente en las escopetas de cacería y sus respectivas municiones. “En una situación compleja que carece de una solución sencilla, estamos tratando de tomar medidas constructivas para reducir el riesgo de que vuelvan a suceder estos eventos”, según un memo del director general de Walmart Doug McMillon dirigido a sus empleados. “El statu quo es inaceptable”. La cadena además solicitará que sus clientes se abstengan de portar armas de fuego de manera expuesta dentro de sus establecimientos Walmart y Sam’s Club, a menos que sean agentes de policía. Sin embargo, indicó que no alterará su política para clientes que cuentan con permisos para portar un arma oculta. La compañía añadió que colocará señalizaciones en sus tiendas para informar a sus clientes de los cambios. El mes pasado, un hombre armado ingresó a un Walmart de El Paso, Texas y asesinó a 22 personas con un fusil de asalto, en la masacre más letal en la historia de la compañía. Texas aprobó la portación expuesta de armas en todo el estado en 2016.