Crisis en gobierno de Virginia por racismo y agresión sexual

RICHMOND, Virginia— De acuerdo a la Prensa Asociada, La crisis política en Virginia estalló el miércoles después de que el procurador estatal confesó haberse pintado el rostro de negro en la década de 1980 y de que una mujer salió a denunciar al vicegobernador por agresión sexual.

Esto surge mientras la carrera del gobernador Ralph Northam pende de un hilo después que hace días salió a la luz una foto de 1984 en la que aparece maquillado con pintura negra. La foto del anuario estudiantil muestra a alguien con la cara embetunada, de pie junto a otra persona que lleva la capucha y túnica de la organización racista Ku Klux Klan.

Los sucesos amenazan el puesto de los tres principales funcionarios del estado, todos demócratas.

Los últimos eventos se desarrollaron el miércoles, cuando el secretario de Justicia de Virginia, Mark Herring, dijo en un comunicado que usó maquillaje y una peluca para tener aspecto de rapero negro durante una fiesta cuando tenía 19 años y estudiaba en la Universidad de Virginia.

Herring _quien planea postularse a gobernador en 2021 y es uno de los que ha exhortado a Northam a renunciar por la foto racista_ dijo que lamentaba lo sucedido. Agregó que él y dos amigos se disfrazaron de los raperos que admiraban, como Kurtis Blow.

“Lamento profundamente, profundamente, el dolor que causo con esta revelación” e indicó que en los siguientes días “conversaciones honestas pondrán de manifiesto si puedo seguir siendo fiscal general”.

Horas después del anuncio de Herring , Vanessa Tyson, la mujer cuyas acusaciones de agresión sexual contra el vicegobernador Justin Fairfax salieron a la luz esta semana, difundió un documento detallado donde dice que el funcionario la obligó a darle sexo oral en la habitación de un hotel en 2004 durante la Convención Nacional Demócrata en Boston.

Fairfax, primero en la sucesión si Northam renuncia, refuta las acusaciones.

Tyson, de 42 años, es una politóloga que tiene una beca en la Universidad Stanford y se especializa en el discurso político de la agresión sexual. Asegura que su denuncia no tiene motivos políticos y agregó en el comunicado por escrito: “Soy una demócrata orgullosa”.

The Associated Press no acostumbra dar a conocer la identidad de aquellas personas que afirman haber sido víctimas de abuso sexual, pero Tyson emitió el comunicado a su nombre.