Campesinos y militares chocan en norte de México por agua

CIUDAD DE MÉXICO (AP) — El presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador dijo el miércoles que pedirá a la Fiscalía General que investigue un choque entre cientos de agricultores y efectivos de la Guardia Nacional en una presa en el estado norteño de Chihuahua y un incidente posterior en el que murieron dos personas.

Fue el enfrentamiento más reciente de un conflicto ante el intento del gobierno mexicano de saldar su deuda de agua con Estados Unidos a pesar de las objeciones de los agricultores locales.

Un video del enfrentamiento del martes muestra a manifestantes con piedras y palos enfrentando a los efectivos de la guardia con equipo antimotines entre nubes de gases lacrimógenos. Los guardias se retiraron y los manifestantes lograron cerrar los grifos de la represa Boquilla para impedir la salida de agua.

“Muy lamentable lo que sucedió ayer”, dijo López Obrador en su conferencia de prensa matutina. “De manera prudente la Guardia Nacional se salió para evitar una confrontación, un enfrentamiento”.

Horas después, la guardia dijo en una serie de tuits que arrestó a tres personas en posesión de proyectiles de gas y un cargador de municiones el martes por la noche. Cuando los guardias intentaron llevarlos a la población de Delicias, les dispararon desde varios vehículos. Los efectivos devolvieron el fuego y luego hallaron a un muerto y un herido en un vehículo. El herido murió luego en un hospital.

México se ha retrasado en el volumen de agua que debe enviar al norte bajo un tratado de 1944 y debe saldar esa deuda para el 24 de octubre.

López Obrador insinuó el miércoles, no por primera vez, que políticos opositores agitan los ánimos.

La semana pasada, sugirió que podría pedirle a Naciones Unidas que audite los pagos de agua de México a Estados Unidos.

A fines de julio, los manifestantes en Chihuahua quemaron varios vehículos del gobierno, bloquearon las vías del tren e incendiaron una oficina del gobierno y casetas de peaje para protestar por la liberación de agua de las represas locales para pagar a Estados Unidos.