Atentan nuevamente contra principal oleoducto colombiano

BOGOTÁ — De acuerdo a la Prensa Asociada, La petrolera estatal colombiana Ecopetrol informó el martes de un nuevo atentado con explosivos contra el principal oleoducto del país. El ataque ocasionó un derrame de crudo, aunque no causó víctimas.

El hecho ocurrió la tarde del lunes en el oleoducto Caño Limón-Coveñas, cerca de la población de Saravena, en el departamento de Arauca y al este colombiano, pero por problemas de seguridad los operarios de Ecopetrol solo pudieron llegar hasta el martes para reparar el tramo afectado. El bombeo de crudo en el oleoducto está suspendido.

El ducto _de 780 kilómetros que lleva unos 80.000 barriles de crudo desde los campos petroleros en la frontera con Venezuela hasta la costa del Caribe_ ha sufrido diez ataques en lo que va del año, especificó la petrolera. El año pasado fue blanco de 89 atentados.

Las autoridades de la zona atribuyeron el ataque al grupo guerrillero Ejército de Liberación Nacional (ELN). No hubo pronunciamiento alguno de momento del grupo sobre el ataque.

El presidente colombiano Iván Duque dijo recientemente que la escalada violenta del ELN demuestra que el grupo insurgente no tiene voluntad de paz. Los diálogos con el ELN están suspendidos.

Desde julio del año pasado, el ELN ha realizado varios atentados, especialmente contra militares y policías, además de secuestros y ataques contra la infraestructura petrolera en diferentes partes del país.

El ELN nació en 1965 como un proyecto político inspirado en la revolución cubana y actualmente cuenta con más de 1.700 combatientes, según el grupo rebelde.