Pese A La Indignación General, Trump Defiende La Práctica De Separar Niños

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, continúa defendiendo la práctica de su gobierno de separar por la fuerza, en la frontera, a los niños inmigrantes de sus padres, en una medida que constituye una violación de las normas internacionales de derechos humanos.

El presidente Donald Trump declaró: “Estados Unidos no será un campamento de migrantes y no será un albergue de refugiados. No lo será. Miren lo que está pasando en Europa y en otros lugares. No podemos dejar que eso le pase a Estados Unidos. No bajo mi mandato”.

Durante su discurso del lunes, Trump también afirmó falsamente que los demócratas eran los culpables de esta práctica. Más de 2.000 niños han sido separados de sus padres por la fuerza desde mediados de abril.

El lunes Trump también recurrió a la red social Twitter para hacer una descarga xenófoba respecto a la migración a Europa: “El crimen en Alemania está muy elevado. Fue un gran error en toda Europa dejar ingresar a millones de personas que cambiaron su cultura tan fuerte y violentamente”. Contrario a las afirmaciones de Trump, recientemente en Alemania se registró la tasa de criminalidad más baja desde 1992. Trump también tuiteó “¡No queremos que lo que está pasando con la inmigración en Europa nos suceda a nosotros!”.

Por otra parte, Trump se reunirá hoy con los legisladores republicanos, ya que la Cámara de Representantes tiene previsto someter a votación dos proyectos de inmigración diferentes a fines de esta semana.

No comments
Leave a comment