Muere líder pionera en la comunidad hispana de MKE

De acuerdo al Journal Sentinel, “La presencia de Maria Monreal-Cameron exigió atención. Hizo su trabajo y lo hizo con entusiasmo y gracia.

Monreal-Cameron, ex presidente y directora ejecutiva de la Cámara de Comercio Hispana de Wisconsin y pionera en la comunidad latina de Milwaukee, murió el lunes.

Le habían diagnosticado cáncer hace siete meses y recientemente había estado en cuidados paliativos domiciliarios. Ella tenía 75 años.

“María fue una líder increíble que transformó la Cámara de Comercio Hispana en una potencia cívica a través de su personalidad dinámica”, dijo el alcalde de Milwaukee, Tom Barrett. “Ella creó oportunidades para innumerables personas a través de su determinación y pasión”.

En los 24 años que Monreal-Cameron se desempeñó como presidenta y directora ejecutiva de la Cámara Hispana, a partir de 1989, aumentó la visibilidad no solo de la organización sino de toda la comunidad latina. Ella construyó lo que había sido una pequeña operación en una fuerza social, política y empresarial. Abrió las puertas para los propietarios de pequeñas empresas latinas y allanó el camino para la próxima generación de líderes latinos. E hizo uso de una sólida red de conexiones políticas, aunque era conocida por llevarse bien con personas de todas las tendencias políticas.

“Ella sabía que eso era bueno para la Cámara Hispana”, dijo Lynn Sprangers, amiga de toda la vida. “La cámara necesitaba amigos de todos los lugares, y María era buena trabajando en todas esas relaciones diferentes”.

Se retiró en 2013 con decenas de premios locales, estatales y nacionales por su trabajo.

“No hay palabras para describir las muchas contribuciones que hizo María a nuestra comunidad latina”, dijo Darryl Morin, presidente nacional de Forward Latino. “Ella tomó una cámara de comercio incipiente y bajo su liderazgo se convirtió en un modelo nacional de excelencia. Su mismo legado vivirá a través de sus hijos y las innumerables empresas y personas a las que ayudó a lo largo de su vida de servicio a los demás”.

Monreal-Cameron fue la primera niña, después de siete hijos, de 13 hijos nacidos de padres inmigrantes mexicanos. Sus padres, que no tenían educación formal, insistieron en que a sus hijos les fuera bien en la escuela.

“Se esperaba que les fuera muy bien en Historia y Educación Cívica de Estados Unidos”, dijo su hija Rebecca Cameron Valcq.

Se graduó de la escuela secundaria St. Joan Antida en 1963 y fue aceptada en la Universidad de Wisconsin-Milwaukee, pero en ese momento, sus padres la necesitaban para trabajar en el restaurante familiar. En 2007, recibió un doctorado honorario de la Universidad Cardinal Stritch.