Aprueban Propuesta De Ley Migratoria

WASHINGTON — De acuerdo a la Prensa Asociada, Los demócratas ignoraron el martes una amenaza de veto de la Casa Blanca y aprobaron en la Cámara de Representantes una iniciativa ley que les ofrecería a más de 2 millones de inmigrantes una oportunidad de naturalizarse, una medida que prácticamente no tiene oportunidad de ser promulgada pero que les permite presumir su labor en una de sus principales prioridades. La medida es tan sólo una batalla en la guerra de los demócratas en contra de la mayoría de los legisladores republicanos en materia migratoria, un tema que ha estancado durante décadas a los dos partidos pero que se intensificó con las estrictas políticas implementadas en el gobierno del presidente Donald Trump. Con toda certeza, está destinada a unirse a otras propuestas demócratas aprobadas por la Cámara de Representantes que quedan varadas en el Senado, donde los republicanos son mayoría, tales como proyectos sobre cuidados de salud, control de armas, combate al cambio climático y seguridad electoral. La propuesta fue aprobada casi acorde con las líneas partidistas, 237-187, mientras sus simpatizantes en las galerías de la Cámara de Representantes gritaban “¡Sí se puede!” y otras consignas en un inusual despliegue de emociones en una cámara cuyas reglas incluyen el decoro de sus invitados. Con el fin aparente de resaltar la perseverancia en la lucha migratoria, la Comisión de Asignaciones Presupuestarias de la Cámara de Representantes, bajo control demócrata, presentó una propuesta distinta que no proporciona fondos adicionales el próximo año para la construcción del ansiado muro que el mandatario pretende construir en la frontera con México. La medida también retira parte de los miles de millones de dólares que Trump desvió unilateralmente para levantar tramos de la división fronteriza. La propuesta aprobada el martes protegería de la deportación y ofrecería un mecanismo de naturalización a los jóvenes migrantes que llegaron a Estados Unidos siendo menores de edad. Muchos “Dreamers” actualmente están protegidos por el Programa de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA por sus iniciales en inglés) de la era Obama, y sólo las cortes federales han impedido que Trump lo elimine. También ofrecería protecciones a otras personas que están temporalmente en Estados Unidos y provienen de países asediados por conflictos armados, desastres naturales o enfermedades, en especial de Centroamérica, África y Medio Oriente.