Sólida muralla

Foxborough, Mass.— Existe un lema que los jugadores aprenden rápidamente cuando juegan para Bill Belichick y los Patriotas de Nueva Inglaterra.

Está colocado en diferentes lugares del vestidor, en las paredes de las instalaciones del equipo y el mismo entrenador lo repite frecuentemente: “Hagan su trabajo”.

Tal vez, ninguna otra unidad de los Patriotas ha adoptado más la frase de Belichick que su defensa en esta temporada.

Si Nueva Inglaterra espera conseguir su quinto Super Bowl, dependerá mucho de ese grupo de jugadores cuando los Patriotas enfrenten a la ofensiva de los Halcones de Atlanta que ha anotado un total de 80 puntos en dos partidos de playoff.

El corredor de poder Duron Harmon, quien realizó una impresionante tacleada con la que logró salvar una anotación en el segundo período del partido de campeonato de la Conferencia Americana que tuvieron los Patriotas el domingo sobre Pittsburgh por marcador de 36-17, dijo que aún en ese mundo tan estrecho no pudieron ayudar aunque notaron la crítica que rodeó la defensa a principios de esta temporada.

“Sí, definitivamente. Tratamos de no enfocarnos mucho en los medios de comunicación, pero sí lo escuchamos, está en todos lados”, comentó Harmon.

“Escuchamos que no fuimos puestos a prueba durante todo el año”.

Fue durante el campamento de entrenamiento que los Patriotas empezaron a ser acosados con preguntas acerca de cuál sería su identidad en la defensa después de la negociación del acosador Chandler Jones.

Durante el lento inicio en el que tuvieron problemas para acosar al mariscal sin él en el primer mes de la temporada regular, ese hecho hizo muy poco para acallar la crítica.

Eso fue seguido por la sorpresiva negociación a mediados de la temporada del apoyador Jamie Collins, y de un período de tres semanas en los que la defensa no pudo forzar ningún cambio de la posesión del balón.

Aunque esa situación cambió los primeros cumplidos por las nuevas adquisiciones como las de Chris Long y Eric Rowe en la presión que tenía el veterano apoyador Dont’a Hightower de Nueva Inglaterra y la línea secundaria encabezada por Devin McCourty y Logan Ryan para incrementar su producción.

Ellos respondieron con una defensa que permitió el menor número de anotaciones en la NFL en las tres últimas semanas de la temporada regular, e ingresó a los playoffs concediendo 15.6 puntos por partido, lo cual es un bajo récord en la liga.

También han mantenido ese estatus en los playoffs, permitiendo sólo 16.5 puntos por partido.

El cambio de la posesión del balón también ha estado a la alza desde ese respiro que tuvieron a la mitad de la temporada. Incluyendo dos partidos de playoff, la defensa de los Patriotas ha logrado 19 cambios de la posesión del balón en los últimos ocho partidos.

La defensa ha tenido múltiples turnovers en siete de esos partidos durante ese lapso.

Belichick dijo que la fórmula había sido simplemente que sus jugadores habían adoptado ese lema que siempre ha tratado de fomentar.

Sin embargo, agregó que también lograron un impulso al enfrentar a equipos de playoff al final de la temporada.

“Eso no sucede de la noche a la mañana. Uno no puede cambiarlo de inmediato”, dijo Belichick.

“Eso llega a través de un arduo trabajo, muchas juntas, comunicación sobre cómo vamos a hacer las cosas y mucha ejecución en el campo para hacerlas a un buen nivel competitivo para que podamos ganar confianza uno en el otro como unidad y la manera como puede llevarse a cabo en un partido en vivo”.

El esquinero Malcolm Buttler comentó que los resultados en ese lapso no han sido sorpresivos para el grupo de veteranos y recién llegados que actualmente está muy unido y que han apreciado el metódico enfoque que Belichick predica diariamente.

No comments
Leave a comment