¿Un Nuevo Termino Presidencial para Lula?

Screen Shot 2013-05-19 at 10.22.10 AMRoberto A. Nodal
Estamos actualmente a año y medio para las próximas elecciones presidenciales en Brasil, programadas para Octubre 5, 2014, y que debería disputar de nuevo la actual presidenta Dilma Rouseff para un segundo termino consecutivo, pero una vez mas han estado corriendo rumores, solo en plano especulativo en estos momentos, de que el ex presidente Luis Inacio Lula da Silva pudiese optar de nuevo por el poder, ahora que el ex mandatario parece estar recuperado de los problemas de salud que le habían aquejado antes. Dicha información se formula en un reciente articulo en el prestigioso e influencial diario “O Globo” de ese populoso país hermano. Hasta ahora los unicos que han formalmente anunciado su candidatura son la presidenta Rouseff y el senador Aécio Neves, del importante esta do de Minais Gerais. Otros posibles candidatos: Marina Silva, el senador Randolfe Rodrigues y el actual gobernador de Pernambuco Eduardo Campos.
A pesar de que Brasil se ha convertido en la sexta economía mundial recién el país ha experimentado un decelaramiento que está empezando a causar creciente malestar, sobre todo entre los sectores financieros e inversionistas. Y a medida que la situación económica sigue ambivalente la teoría de un posible regreso político de Lula, con la correspondiente re-candidatura, quizás para 2018, parece seguir cobrando fuerza. Lula siempre había dejado muy claro de que sería candidato “solo si Dilma no llegase a presentarse.” Sin embargo, la actual presidenta cuenta con mas de 52 por ciento de apoyo en las encuestas, pero su problema principal ha sido sus mas que dificiles relaciones con el Congreso. Los diputados y senadores siguen cuestionando y derrotando sus propuestas, de las cuales quizás la mas controversial haya sido la de privatizar los puertos brasileños, que según la presidenta es “algo indispensable y urgente para el desarrollo económico del país.” Lo cierto es que Rouseff quizás no tenga el grado de efusividad y espontaneidad de Lula. Eso, por ejemplo, quedó ampliamente demostrado durante la ultima visita de Rouseff a Washington, y el encuentro de tibia cordialidad entre ella y el Presidente Obama.
Dentro del seno del Partido de los Trabajadores siguen pensando que Lula era mejor interlocutor y que tenía una mas fluída y efectiva comunicación, a la vez que ven a Rouseff como mas temperamental, y propensa a tomar decisiones mas rápida e impulsivamente que Lula, lo que frecuentemente choca con la idiosincracia de su antecesor, considerado como mas flexible y mas propenso a negociar y pactar alianzas con sus adversarios políticos. De apostularse de nuevo lo mas posible es que Lula no tendría dificultades de ser re-electo, pero todo depende del dinamismo político dentro de su partido. Por igual Lula sabe bien que si fuese a presentarse de nuevo tendría que evaluar esa decisión cuidadosamente no solo por su estrecha relación política con Rouseff sino también de no dar la impresión de falta de competencia por parte de esta.
Cuando le preguntaron a Lula sobre esto, durante el encuentro en Brasilia entre él y el nuevo presidente venezolano Nicolás Maduro, hace pocos dias atrás, Lula declinó comentar sobre el asunto, pero en gran parte su decisión tendría que ver de como se vaya perfilando el panorama por parte de otros partidos y sus candidatos, y particularmente si el antes mencionado gobernador Eduardo Campos, que también figura como lider del PSB (Partido Socialista de Brasil), y que es a la vez gran amigo de Lula y de cercana afinidad política con este, decide apostularse en 2014 o esperar hasta 2018. Para el Partido de Lula la elección de Rouseff el próximo año y en una primera vuelta sería esencial puesto que una segunda ronda –de no lograr los candidatos el cincuenta por ciento de los votos- conllevaría el riesgo de una desastrosa derrota. Según los analistas, la posible abstención de Campos como candidato por el PSB pudiese señalar la posible re-entrada de Lula en el escenario presidencial, teniendo en cuenta asimismo la edad y estado de salud actual del ex-presidente y antiguo lider sindicalista, pero lo cierto es que Lula aún cuenta con arrastre popular, y con fuerte apoyo dentro de su Partido de los Trabajadores. Hasta ahora todo esto no parece pasar de suposiciones y teorías, las cuales se irán mas claramente definiendo a medida que la campaña se vaya acercando, dentro del complejo marco de la política brasileña.

No comments
Leave a comment