Promulga presidente la Ley de Amparo

Screen Shot 2013-04-06 at 4.13.43 PMDistrito Federal— A más de 170 años de haberse creado, la figura de amparo en México quedó reformada en su totalidad al haber sido promulgada la nueva Ley en la materia por el presidente Enrique Peña Nieto, por lo que entrará en vigor hoy martes.

La Ley, aprobada el 20 de marzo por el Congreso, protege a los ciudadanos de normas generales, actos u omisiones de la autoridad y particulares que violen los derechos humanos consagrados en la Constitución, así como en los tratados internacionales suscritos por México.

Algunos de los cambios realizados por los legisladores federales a la Ley de Amparo, reglamentaria de los artículos 103 y 106 de la Constitución, es que esta figura podrá ser interpuesta no sólo por actos realizados sino por los que no haga, es decir, que si una autoridad es omisa en el cumplimiento de una obligación, cualquier persona puede ampararse ante un juez federal.
Aunado a ello, cuando la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) emita una declaración de inconstitucionalidad sobre alguna norma, ésta no sólo beneficiará a aquellos ciudadanos que se hayan amparado, sino a toda la sociedad, aun cuando no se hayan inconformado.

Otro de los beneficios, es que el juicio de amparo también se podrá interponer por vía electrónica, además de que se podrá pedir la protección no solamente de derechos individuales, sino también la de intereses colectivos tanto de los que estén contenidos en la Constitución mexicana, como en aquellos tratados internacionales signados por México.
También se especificó que no se otorgará la suspensión del acto de autoridad contra el que se interpone el amparo, cuando se afecte de manera significativa el interés público, es decir, cuando se trate de asuntos relacionados con telecomunicaciones o cuando se trate de casinos o establecimientos de juegos y sorteos.

Aunado a ello, se amplía la posibilidad de interponer recursos de amparo no sólo a individuos sino a personas morales o grupos de la sociedad.
Al firmar el decreto de promulgación en Palacio Nacional, el presidente Enrique Peña Nieto aseguró que la nueva norma “coloca al ser humano y sus derechos como causa y fin; da un nuevo aliento a una de las más destacadas aportaciones al mundo jurídico”.

Desde su remoto origen en la Constitución yucateca de 1841, recordó el primer mandatario del país, el amparo marcó una tendencia internacional en la protección de las garantías fundamentales del individuo.

“Hoy después de 172 años se revitaliza el instrumento de control constitucional más importante de nuestro sistema jurídico”, aseguró.
Sin embargo, advirtió, la modernización de la ley no garantiza por sí sola el éxito de su aplicación: “toca ahora a los integrantes del Poder Judicial de la Federación, a los litigantes y a los estudiosos del derecho lograr que el juicio de amparo se convierta en un derecho al alcance de todos los mexicanos”.

En tanto, reconoció, al Poder Ejecutivo le corresponde apegar su actuación al marco legal y acatar las resoluciones y tendencias del Poder Judicial.
“En suma corresponde a todas las autoridades del país hacer de la justicia, la legalidad y el respeto a los derechos humanos una práctica efectiva en nuestro andar cotidiano”, concluyó.
Por su parte, el presidente de la SCJN, Juan Silva Mesa destacó que la nueva norma armoniza el nuevo sistema, al obligar a todas las autoridades a la protección y salvaguarda de los derechos humanos de todas las personas, en especial de los más vulnerables.

“Visualiza a nuestra sociedad como una de derechos plenos hacia el futuro. Su correcta aplicación depende de nosotros (…) Los juzgadores somos la última línea de defensa para los ciudadanos. Esa es nuestra responsabilidad”, afirmó.

Finalmente, el presidente del Senado de la República, Ernesto Cordero, coincidió en que “con el amparo, México aportó al mundo una herramienta para que los ciudadanos pudieran defenderse del abuso de sus gobernantes; gracias al Amparo, nuestro país se convirtió en pionero de la protección de los derechos fundamentales a nivel mundial”.
Además, dijo, gracias a los juicios de amparo se han dado avances muy importantes en nuestro marco jurídico. “Las sentencias que los jueces y la Suprema Corte de Justicia emiten, han sentado jurisprudencia en muchas materias a lo largo de las décadas, fortaleciendo nuestra vida institucional”.
Sin embargo, reconoció, a casi 100 años de la creación del Juicio de Amparo era ya urgente replantear este instrumento jurídico para que respondiera a la nueva realidad de nuestro país.

No comments
Leave a comment