El atentado de BOSTON sospechosas coincidencias

Screen Shot 2013-04-21 at 11.13.27 AM

Roberto A. Nodal
El bestial ataque dinamitero durante la celebración del internacionalmente conocido Maratón bostoniano –celebrado sin interrupción desde 1897- es una agresión mas contra una sociedad que cada dia parece tornarse mas violenta, a juzgar por las noticias de cada dia; una sociedad que parece como se estuviese en el punto de mira de cualquier grupo o individuo siempre con excusas a la mano para perpetrar salvajismos de esta clase. Las bombas de Boston por igual han vuelto a renovar el nerviosismo que nunca desapareció del todo luego de los ataques del once de septiembre. A los pocos minutos del atentado, por ejemplo, ya se veían vehiculos de policia corriendo a toda velocidad por las calles de Washington , Nueva York y Los Angeles brindando protección a los edificios considerados como mas vulnerables. Por igual el estado de alerta ha sido elevado a nivel nacional, en los aeropuertos y en entidades gubernamentales.

Y es como si los ciudadanos de Estados Unidos se viesen constantemente sometidos a lasmas diversas amenazas. Desde el gobierno de Corea del Norte, con sus continuas advertencias de lanzarles un cohete nuclear; y los diversos grupos islámicos como Al-Qaida y otros, hasta el perturbado individuo que esgrime cualquier razón o excusa para cometer barbaricos y cobardes actos como el que acabamos de atestiguar, con el sangriento saldo de muertes y heridos, incluyendo inocentes e indefensos niños.

Hasta ahora nadie se ha atribuído la autoría del ataque, y cualquier grupo terrorista radical nacional o extranjero pudiese haber sido responsable, pero amerita mencionar una serie de peculiares y sospechosas coincidencias en cuanto a ciertas fechas alrededor de las cuales han acontecido ataques anteriormente por parte de grupos radicales “anti establishment” de este país: el dia de vencimiento para la preparación de los impuestos, y celebración del denominado “Patriot’s Day,” ambos en abril 15; el aniversario, el 19 de abril de 1995, del atentado contra el edificio federal en Oklahoma City; y los sangrientos hechos acontecidos un mismo 19 de abril de 1993 en Waco, Texas, y que dejó muertos a casi cien miembros del grupo denominado “Branch Davidians.”

Cuando el Presidente Obama señaló que hasta el momento no existían pistas sobre el atentado y que se estaba investigando si se trataba de terrorismo internacional o nacional, de una persona o de un grupo, de una acción aislada o un complot, no podía haber tenido mas razón dada a la amplia gama de posibles enemigos. Una filial de la red de Al-Qaida? Un nuevo grupo de terrorismo islámico? Una organización supremacista blanca molesta por la posibilidad de una próxima reforma migratoria? Una milicia ultraderechista que quiere pronunciarse contra el control de las armas de fuego? Un simple enajenado mental? Cada cual puede sacar sus propias conclusiones, en base de los turbulentos tiempos en que vivimos. En cualquier caso todo indica que quien o quienes estuviesen detrás del atentado terrorista lo planearon cuidadosamente a manera de lograr el mayor daño y publicidad posible. Este acto terrorista también nos hace ver que las malvadas fuerzas de la oscuridad siempre se las arreglarán de buscar medios para llevar a cabo su diabolicos propositos.

Así y todo son estos momentos de mantener la cordura, serenidad y
la calma, y de preservar, y aumentar la unidad nacional, como refnte a quienes quieren destruir los valores de esta sociedad, que como todas afronta los corespondientes desafios y dificultades, y a los cuales se les debe hacer referente por medio de los mecanismos institucionales establecidos y no en la forma violentamente cobarde y criminal de la cual el atentado de Boston es el ultimo ejemplo.

No comments
Leave a comment