Se quedan atrás

Screen Shot 2013-03-30 at 4.33.38 PMLos Angeles— Eran mediados del 2006, y difícilmente había alguien preocupado por el apocalipsis de los zombies, pero Paramount Pictures supo que vendría.
En junio de ese año, la Paramount se asoció con Plan B Entertainmente de Brad Pitt a fin de adquirir los derechos para llevar al cine el libro ‘World War Z: An Oral History of the Zombie War’. Su autor, Max Brooks, aprovechando la exitosa guía ‘Zombie Survival Guide’ que él mismo había publicado tres años antes, tomó un novedoso enfoque, recurriendo a entrevistas ficticias para contar la historia de un mundo dominado por los zombies.

A partir de entonces, los zombies se apoderaron del planeta pero a través de películas menores como ‘Zombieland’, libros como ‘Pride and Prejudice and Zombies’ y, de manera más notoria, con la serie televisiva, ‘The Walking Dead’, que a lo largo de tres temporadas ha registrado ratings extraordinarios. De manera que cuando ‘World War Z’ llegue a la pantalla grande el 21 de junio, será parte de una moda iniciada hace casi 10 años.

Pero la producción de la Paramount no es la única película de estudios que podría haber ignorado un momento cultural. Los mayores largometrajes de Hollywood se ven frenados por un proceso de filmación que tarda más debido a que los riesgos financieros se incrementan y a que las complejidades de la producción global y los intrincados efectos visuales prolongan el tiempo entre el impulso creativo y la premiere con alfombra roja. En gran parte del resto de la industria del entretenimiento, el metabolismo se ha acelerado al tiempo que la tecnología digital y las oportunidades del Internet han generado nuevas vías para la creación de contenido.

La televisión por Internet, YouTube, y los fondos de grupos como Kickstarter han contribuido a un proceso más equitativo que facilita un ritmo más veloz. Hasta Hollywood ocasionalmente necesita moverse de prisa cuando tiene que mantenerse al rítmo del mundo a su alrededor, como hicieron los productores de ‘Zero Dark Thirty’ cuando Osama bin Laden fue asesinado en el 2011.

No comments
Leave a comment