Hoy, ante su más anhelado combate
Share it now!

boxingAdepto a los deportes de contacto como el kick boxing, el box y el futbol americano, a Ricardo Morales le nació el gusto por las artes marciales mixtas cuando vio en acción al brasileño Royce Gracie.

Se trató del primer evento de la UFC (Ultimate Fighting Championship) grabado en video, disputado en Denver, Colorado, en 1993.

“Lo rentamos en un video club, yo tenía 14 años y me llamó la atención el UFC. Claro que en México no había ese arte marcial”, recordó.

El arribo de esta disciplina a nuestro país tardó y se dio nueve años después; en ese entonces, el deportista local ya tenía 23 años.

A partir de ahí, Morales, a quien apodan ‘El Carnicero’ se apasionó y entró de lleno a la práctica de las artes marciales mixtas.

Con la ventaja de vivir en esta ciudad, frontera con los Estados Unidos, tuvo la oportunidad de viajar al vecino país a combatir en repetidas ocasiones.

“Por ser frontera a mí me tocó ir a pelear a Nuevo México, tuve cinco peleas”, comentó.

Además, realizó presentaciones en casinos de Colorado, frente a exponentes nativos de la zona conocidos como navajos, en el 2008.

“Fue la última vez que peleé en Estados Unidos”, manifestó.

Con la experiencia de casi una década en este tipo de combates, ‘El Carnicero’ tendrá hoy su más duro e importante examen de su carrera: el casting de la UFC, en el Distrito Federal, en la Academia Renzo Gracie México.

“Mañana –hoy- va a ser algo muy importante para nosotros. Va a estar ahí muy competitivo”, refirió.
Obviamente engrosar las filas de la UFC es su meta primordial.

“Mi máximo objetivo en realidad es, claro, ser peleador dentro de la UFC”, destacó.

Junto a Morales, entrenador en jefe del equipo, quien combate en 66 kilogramos, cuatro juarenses tratarán de ganarse a pulso un lugar en la UFC: José Cardoza, Jair ‘Pantera’ Rodríguez, Noel de la Cruz y Antonio Martínez.

Su propósito, integrar el grupo de ocho peleadores mexicanos seleccionados por los jueces que pasarán seis meses con todos los gastos pagados en Albuquerque, Nuevo México, donde trabajarán bajo las órdenes del prestigiado entrenador Greg Jackson.

Como instructor, Ricardo también tiene metas ambiciosas y desea abrir la puerta a los jóvenes peleadores originarios de esta ciudad, manifestó.

Be a fan
No comments
Leave a comment